El Atlético mide su capacidad de reacción para frenar la fuga del Madrid

Comment

Ultima Hora

El Atlético de Madrid, vigente campeón, viaja al Santiago Bernabéu reforzado por su memorable triunfo en la Champions League en el Oporto pero consciente de que se enfrenta a un derbi que tiene casi un carácter definitivo, en el que debe frenar la filtración del líder Real Madrid para no despedirse antes de tiempo y reabrir la lucha por el título de LaLiga Santander.

El equipo del italiano Carlo Ancelotti se lo pasará en grande. Incluso la baja de Karim Benzema, que podría reaparecer este domingo, no ha mermado ni un ápice la efectividad del cuadro blanco. Ha acumulado seis victorias ligueras y nueve en total, incluida la Champions, en la que avanzó a octavos de final como primer grupo tras vencer al Inter.

Esta secuencia le permitió ampliar una brecha más que importante. Vencieron al Sevilla por ocho puntos (éste con un partido menos), al Betis por nueve y al Atlético (también con un partido pendiente) y a la Real Sociedad por diez.

Hay mucha temporada por delante, pero una victoria del Real Madrid no solo fortalecería aún más su liderazgo, sino que también evitaría que el equipo de Diego Pablo Simeone intente revalidar su título de liga. De ahí la enorme importancia del partido principalmente para el equipo rojiblanco.

Mientras Ancelotti y todo el Madrid esperan a ver si Benzema puede reaparecer para liderar de nuevo el ataque junto a los brasileños Vinicius Júnior y Rodrygo Goes, Simeone también tiene bastantes temas de enfermería, en los que se hincharon el uruguayo Luis Suárez y el croata Sime Vrsaljko. Porto, aunque también habrá que comprobar la evolución de todos los lesionados.

El equipo deportivo debe recuperar ese carácter competitivo que sacaron en Do Dragao, como tantas veces en momentos difíciles, para compensar el inesperado revés ante el Mallorca con un triunfo en el derbi, algo que no tenían. partidos que acabaron en empate o victoria del Real Madrid.

El Sevilla, tras la decepción del Salzburgo y su eliminación de la Champions, viajará a Nuevo San Mamés, un baluarte que no es nada bueno. También lo hará sin su capitán, el croata Ivan Rakitic, sancionado y enfurecido por no mostrar su potencial en competición continental. Se ve obligado a afrontar su competición favorita, la Europa League, cuya final se disputará esta temporada en su Ramón Sánchez Pizjuán.

El Athletic sumó 21 de los 24 puntos que disputaron los dos equipos en la Catedral. Los hombres de Marcelino García Toral deben aumentar esa cifra después de siete partidos sin ganar. Para ello, es fundamental que encuentren el camino hacia la meta que tanto les está costando. No es tarea fácil contra la mejor defensa del torneo.

Otro gran partido de la jornada lo enfrentará Betis y Real Sociedad en el Benito Villamarín, un choque que promete ser emocionante, con dos equipos que tienen buen gusto por el fútbol atractivo y atrevido, aunque viven tendencias opuestas.

El conjunto chileno de Manuel Pellegrini avanzó al tercer puesto tras tres triunfos consecutivos, el último en el Camp Nou, y el de Imanol Alguacil cayó al quinto puesto tras tres partidos sin triunfo y sin marcar y los dos últimos perdidos ante el Espanyol y el Real Madrid.

El Barcelona entra en una nueva etapa, en palabras de Xavi Hernández tras el batacazo de la despedida de la Champions. Se traslada a El Sadar para empezar a encontrar la reacción y la vuelta que tanto necesita ante un Osasuna que ha pasado de una de las revelaciones al inicio del campeonato a llevar siete partidos sin ganar.

Jordi Alba tuvo que retirarse temprano en el partido del Allianz. Problema adicional para Xavi, que tendrá que recuperar el lateral izquierdo y más hombres que se «pegaron» en el apartado físico, sin olvidar la vibra. El equipo se ve obligado a alzarse en esta «nueva realidad».

También necesitado, el Villarreal, cuya situación en la clasificación, decimotercero más cerca de la zona roja que Europa, está lejos de la esperada. Con menos descanso del esperado por el aplazamiento del partido ante el Atalanta por la enorme nevada en Bérgamo, recibirá al Rayo, la sorpresa del campeonato con su sexto puesto, aunque lo basó en su fuerte de Vallecas.

Al final, el Levante, que confirmó la continuidad del italiano Alessio Lisci como técnico del primer equipo tras ocupar el puesto interino, sigue apuntando a la primera victoria del campo. No tendrá un comienzo fácil ante el Espanyol, que es uno de los mejores equipos del campeonato en casa.

Las emergencias volverán a acechar el estadio de Mendizorroza, donde se verán los rostros del Deportivo Alavés y el Getafe, separados por tres puntos en la zona baja, por lo que los dos necesitan la victoria para salir al aire en la jornada 17 de LaLiga Santander.

Cádiz y Granada, por su parte, juegan en otro duelo por la permanencia del derbi andaluz de la jornada.

Elche, por su parte, visita a un Valencia que espera que su triunfo en Vigo sirva de punto de partida para la zona noble.

El argentino del Celta Eduardo ‘Chacho’ Coudet, que no acaba de despegar, no podrá contar con su gran referente, Iago Aspas, sancionado y lesionado, en Mallorca durante el encuentro que abrirá este viernes 10- séptima jornada.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *