Operación contra la pornografía infantil en Galicia deja siete presos

Comment

Ultima Hora

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Galicia a siete hombres, además de otros dos investigados y no detenidos, como presuntos autores de los delitos de cohecho de menores y posesión y distribución de pornografía infantil.

Según la sede superior de Galicia, como parte de las operaciones que realiza la Policía Nacional para detectar y detener la proliferación de pornografía infantil en Internet, se ha desarrollado la Operación Aura.

La investigación comenzó en marzo de 2021, cuando se rastreó las redes de intercambio de archivos llamadas «Peer to Peer» (P2P) y se identificaron nueve direcciones IP desde las cuales se distribuían archivos de contenido pedófilo. Estas direcciones IP estaban ubicadas en la provincia de Pontevedra, La Coruña y Ourense. Más precisamente, la Policía Nacional, en Vigo, La Coruña y su provincia y Ourense, concreta.

La investigación identificó las direcciones desde las que se difundieron los archivos, para un total de nueve búsquedas. Cinco de estos allanamientos se realizaron en la provincia de La Coruña, tres en Pontevedra y un noveno en la capital ourense.

Registros en direcciones

Se remitió solicitud previa a los respectivos juzgados de instrucción de Vigo, Cangas, Noia, Carballo, La Coruña, Santiago de Compostela y Ourense. Cinco de estas grabaciones se han realizado en la provincia de A Coruña, en concreto dos en Noia, una en Carballo, una en Ames y otra en la ciudad de A Coruña. Otros tres en Pontevedra: dos en Vigo y uno en Moaña, y un noveno en la capital ourensana.

Durante el desarrollo de los allanamientos se analizó el contenido de los equipos informáticos y se localizaron miles de archivos de fotografías y videos con contenido pedófilo, «algunos de extrema gravedad en los que las víctimas eran menores de edad de muy corta edad», remarca el General. Gestión. .

También se involucraron importantes equipos informáticos, alrededor de cincuenta discos duros, cinco computadoras portátiles, memorias USB y DVD. Por todos estos motivos, detuvo a siete hombres, siendo investigados otros dos hombres y no detenidos. Ninguno tenía antecedentes, su edad oscilaba entre los 40 y los 60 años.

La encuesta fue desarrollada conjuntamente por la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Comisaría General de Policía Nacional y los Grupos de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional de La Coruña, Vigo y Ourense.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *