La neblina se extiende por España y los alergólogos advierten: ‘Debes llevar mascarilla FFP2’

Comment

Ultima Hora

El episodio de calima que se extendió este miércoles por toda la Península Ibérica deja imágenes impactantes. La mayor parte del país amaneció, por segundo día consecutivo, cubierto de polvo.

La concentración superficial es superior a 200 microgramos/m3, lo que se traduce en una calidad del aire “extremadamente desfavorable”.

Este es el caso de Madrid, según los últimos datos del Índice de Calidad del Aire en España (ICA). Mientras que en otras zonas de la periferia de la Comunidad de Madrid, Segovia, Ávila, Albacete o Badajoz, es «muy desfavorable».

Esta situación, consecuencia del polvo en suspensión del desierto del Sahara impulsado por los vientos generados por la tormenta Celia, podría prolongarse durante las próximas horas. Al menos hasta mañana jueves, según la Agencia Nacional de Meteorología (AEMET).

Y tienes que tener cuidado. Porque además de ser un fenómeno asombroso, puede tener repercusiones directas en nuestra salud.

La explicación es que la neblina arrastra hongos y metales, contaminantes expulsados ​​por la industria de Marruecos, Argelia y el norte de África, además de los que encuentra a su paso por España.

Por ello, los expertos recomiendan a las personas más vulnerables, es decir, a las personas con enfermedades respiratorias como asma o EPOC, alérgicas a pólenes y hongos, así como a las que padecen alguna infección respiratoria, extremar las precauciones.

¿Cómo protegerse del calor?

El Dr. Ángel Moral, presidente del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) insiste sobre todo en la hidratación.

“Estas partículas, las PM10, que son las que están en suspensión y que son las que dan ese color anaranjado, irritan las mucosas y hay que intentar mantenerlas húmedas, es práctico hidratarse con bastante frecuencia”, explica. a Buscando. por las respuestas

Las peores consecuencias las sufrirán quienes ya padezcan patologías previas, por lo que se aconseja evitar salir de casa, en la medida de lo posible, para no exponerse a la neblina.

“Hay que tener en cuenta que estas partículas irritan las vías respiratorias, especialmente en personas con problemas respiratorios, como asma o bronquitis. Esto favorecerá un empeoramiento de sus síntomas y la asistencia a los servicios de emergencia o incluso hospitalizaciones.

Cierra bien puertas y ventanas, evita ventilar la casa los días que dure la neblina, cúbrete con la piel y procura llevar mascarilla en la calle.

Pero, ¿cuál es la más recomendable, según la experta? Mascarillas FFP2.

“Son las que tienen un paso de partículas más limitado que las higiénicas. Y además de impedir la penetración de bacterias y virus, también cierran el paso a las partículas nocivas que produce este fenómeno meteorológico, y a los pólenes”, apunta la moral. califica

Recomendaciones para personas sanas

Aunque estas recomendaciones van dirigidas a quienes padecen enfermedades respiratorias, el médico insiste en que la población en general también debe aplicar una serie de medidas.

“Porque todos respiramos partículas en el aire, aunque los que padecen asma o bronquitis crónica, porque sus bronquios son más sensibles, serán los más afectados”.

En personas sanas, la exposición a este contaminante generalmente produce efectos irritativos, ojos llorosos, tos, molestias en el pecho, fatiga o palpitaciones.

El Consejo de Salud de Canarias especifica que estos síntomas pueden presentarse «durante al menos cinco días después del inicio del episodio».

Estos eventos de neblina son frecuentes en Canarias dada su proximidad a la costa africana, a poco más de 200 kilómetros.

Entre los consejos que todos debemos tener en cuenta durante estos días, destacan los siguientes:

  • No hagas esfuerzos físicos al aire libre. Si los deportes al aire libre son imprescindibles, reduce la intensidad del entrenamiento.

  • Manténgase en ambientes húmedos y manténgase hidratado constantemente, como señaló el presidente de la SEAIC.

  • Limpie las superficies polvorientas con un paño húmedo.

  • En caso de dificultad respiratoria o empeoramiento de los síntomas, especialmente en pacientes crónicos, consulte a un médico.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *