¿Qué es el trastorno por atracón? ¿Es una enfermedad?

Comment

Ultima Hora

Los trastornos alimentarios (DE) incluyen diversas patologías. Las más conocidas son la bulimia y la anorexia. Pero los especialistas en psiquiatría han definido otro: los atracones.

Esta enfermedad mental se caracteriza por episodios regulares en los que los enfermos ingieren grandes cantidades de alimentos y experimentan una pérdida total de control sobre su conducta alimentaria.

Esto no es poca cosa, ya que se estima que la prevalencia mundial de este trastorno entre los años 2018-2020 es del 0,6-1,8 % en mujeres adultas y del 0,3-0,7 % en hombres adultos.

Ahora, un artículo de la revista Nature Reviews Disease Primers reúne la evidencia científica más reciente sobre el trastorno de hartazgo y se centra en la epidemiología, las estrategias de prevención, el manejo y la calidad de vida de las personas afectadas.

El Dr. Fernando Fernández-Aranda, jefe de grupo del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y CIBEROBN, coordinador de la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitario de Bellvitge y profesor de la Universidad de Barcelona, ​​es uno de los coautores de esta revisión .

¿Qué es el atracón?

El trastorno por atracón acaba de ser incorporado al Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, el manual de referencia en el campo de la psiquiatría. En este documento se describen los signos más característicos de esta enfermedad:

• Comer más rápido de lo normal.

• Poner fin a una sensación incómoda de estar harto.

• Comer sin sentir hambre.

• Comer en secreto de los demás.

• Tener sentimientos negativos sobre el alto consumo de alimentos.

Este manual establece que se deben cumplir al menos tres de estas características para concluir que el trastorno por atracón que experimenta un paciente es un trastorno por atracón.

No debe confundirse con la bulimia

Uno de los trastornos del comportamiento más conocidos es la bulimia, que tiene algunas similitudes con los atracones. En ambos casos, el paciente ingiere grandes cantidades de comida.

Pero a diferencia de la bulimia nerviosa, las personas con trastorno por atracón no compensan la gran ingesta de alimentos con métodos purgantes, como los vómitos.

Además, en este trastorno los pacientes no muestran alteraciones en la percepción de la imagen de su propio cuerpo.

De hecho, algunos estudios postulan que este trastorno alimentario tiene más similitudes con las conductas adictivas. Por lo tanto, los científicos están explorando la validez de la teoría de la adicción a la comida, al menos en algunos casos.

Causas de los atracones

En comparación con otras enfermedades mentales, el origen de los atracones es complejo y multifactorial. Están involucradas causas tanto biológicas como sociales. Y todos ellos ayudan a desregular las conductas alimentarias.

Por ejemplo, estudios neurológicos realizados muestran que las personas afectadas por atracones experimentan daños en los circuitos neuronales asociados a la recompensa, la inhibición o el control de las emociones, de forma similar a las conductas adictivas.

Hasta el momento, la psicoterapia basada en el modelo cognitivo-conductual es el tratamiento más recomendado para personas con atracones en primer lugar.

Pero la Dra. Fernández-Aranda subraya que “debemos seguir trabajando para comprender los mecanismos implicados en los atracones y mejorar así la prevención y el tratamiento de esta enfermedad”.

Además, agrega: «Estos esfuerzos también deben incluir la detección, identificación e implementación de intervenciones basadas en evidencia en la práctica clínica».

Obesidad y atracones

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha identificado la obesidad como uno de los principales problemas de salud a nivel mundial. Esto aumenta la importancia clínica de este trastorno alimentario, que a menudo se asocia con la obesidad.

Sin embargo, y en línea con la relación entre atracones y adicciones, la Dra. Fernández-Aranda señala que “hay que tener en cuenta que, a pesar de la fuerte asociación, la pérdida de peso como tratamiento para los atracones bulímicos es controvertida, al menos en la primera fase».

“Sin embargo, se recomienda favorecer las terapias basadas en la conducta, así como en los aspectos cognitivos y emocionales asociados, con el objetivo principal de reducir o eliminar los episodios de hartazgo”.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *