Aerolíneas protestan por ser excluidas de ayudas por decreto de guerra

Comment

Ultima Hora

El Gobierno ha puesto en marcha un plan de choque para amortiguar el impacto de la invasión militar rusa en Ucrania que incluye ayudas de 1.000 millones de euros para los profesionales del transporte por carretera, tanto de mercancías como de viajeros, por la subida del precio de los carburantes; bonificaciones de 20 céntimos por litro de combustible para todos los conductores privados para repostar; así como ayudas a empresas ferroviarias privadas con locomotoras diésel. Las aerolíneas han sido excluidas de la distribución de ayudas excepcionales. Y la industria de las aerolíneas se pronuncia en contra de su exclusión de las primas.

“El gobierno no puede olvidarnos. Somos un sector estratégico y fundamental para el desarrollo del turismo, la conectividad, el transporte de mercancías y la economía y el empleo”, denuncia el presidente de la Asociación de Aerolíneas (ALA), Javier Gándara. “El transporte aéreo no es ajeno a este incremento en los precios de los combustibles, ya que incluso para las aerolíneas que cubren con cobertura, estos son limitados en el tiempo y no son gratuitos”.

La patronal de las aerolíneas no oculta su decepción e insatisfacción por ser el único modo de transporte excluido de las medidas anticrisis contenidas en el macrodecreto de medidas en respuesta a la guerra en Ucrania, a pesar de las consecuencias del aumento de los precios de los combustibles, temiendo que su recuperación se ralentizará por el impacto de la inflación galopante en el consumo y los problemas operativos que asumen para eludir el espacio aéreo ruso en sus vuelos.

La ALA está pidiendo al gobierno «medidas de apoyo» para el sector que ayuden a aliviar las cargas que soporta en medio de la espiral de los precios de la energía. Ciertas medidas que, según la asociación de compañías aéreas, pueden ir más allá de las ayudas directas al carburante, e incluir otros aspectos como la asunción por el Estado de todos los costes derivados de las medidas de seguridad sanitaria por covid -19, que Aena factura a las compañías aéreas a través de tasas aeroportuarias.

El coste de los servicios de seguridad sanitaria en los aeropuertos de Aena prestados hasta septiembre de 2021 asciende a 150 millones de euros, según la ALA. Una cantidad que fue trasladada íntegramente a las compañías aéreas vía tasas aeroportuarias y que impidió que las compañías aéreas se beneficiaran de una rebaja del 11% en el precio y finalmente les aplicaran una rebaja del 3,17% al incluir estos costes adicionales.

“Insistimos en que el Estado debe hacerse cargo de todos estos costes, ya que este es un servicio destinado a garantizar la seguridad sanitaria de todos los ciudadanos en España y no la de los pasajeros”, protesta Gándara. ALA exige que el Estado asuma estos costes y no los devuelva a Aena y, en definitiva, que el grupo aeroportuario se los cobre a las compañías aéreas.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *