«Me temo que no vemos más ejemplos de atrocidades»

Comment

Ultima Hora

El presidente ruso, Vladimir Putin, no ha renunciado a sus ambiciones en Ucrania. Es posible que las tropas rusas hayan abandonado la región de Kiev y estén en movimiento, pero el objetivo no es abandonar el país sino reagruparse, rearmarse y reabastecerse para lanzar una «gran ofensiva» en la región de Donbass y crear un puente terrestre hacia la Crimea ocupada. . Este es el escenario con el que trabaja la Alianza Atlántica, cuyo secretario general, Jens Stoltenberg, condenó lo ocurrido en Bucha y advirtió que «veremos más ejemplos de asesinatos, atrocidades y masacres de civiles que son crímenes de guerra», explicó durante una comparecencia previa a la reunión ministerial de Asuntos Exteriores que celebrarán este miércoles y jueves los 30 países aliados.

«Me temo que veremos más. Creo que veremos más ejemplos de asesinatos de civiles y más ejemplos de atrocidades. No hemos visto todo lo que sucedió porque Rusia todavía controla la mayoría de estos territorios. Las tropas y las tropas ucranianas están tomando el control, me temo que veremos más masacres, más atrocidades y más ejemplos de crímenes de guerra», admitió el hombre. Político noruego, destacando la importancia de una investigación internacional exhaustiva por parte de las Naciones Unidas y la Corte Penal Internacional para recopilar pruebas y que «todos los responsables de estas atrocidades sean llevados ante la justicia».

Mientras tanto, considera que las próximas semanas serán cruciales en la guerra iniciada por Putin. «Moscú no renuncia a sus ambiciones en Ucrania. Ahora estamos viendo un gran movimiento de tropas que se alejan de Kiev. Para reagruparse, rearmarse y reabastecerse. Se están enfocando en el este» y «en las próximas semanas, esperamos un ruso ofensiva en el este y sur de Ucrania para intentar tomar todo el Donbass y crear un puente terrestre hacia la Crimea ocupada.” Un cambio de estrategia que confirma el intento fallido de Putin de tomar la capital y reposicionarse.

Prioridad: rearmar a Ucrania

Por ello, los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN estructurarán la reunión de dos días con varias sesiones de trabajo en las que representantes de Suecia, Finlandia, Georgia, Ucrania, Nueva Zelanda, Austria o Corea, así como el jefe de la diplomacia europea Josep Borrell, al continuar para apoyar a Kiev y garantizarle ayuda humanitaria, asistencia financiera y acceso a armas antitanques, sistemas de defensa aérea, misiles, combustible, municiones y todo lo que lo ayude a combatir a las «fuerzas de invasión rusas», dijo Said sin entrar en detalles operativos. “Se trata de sistemas de armas de alta gama, pero también de la logística y los suministros necesarios para llevar a cabo este tipo de operaciones a gran escala”, explicó. Todo con un propósito: rearmar a las fuerzas ucranianas para que continúen “causando bajas” a las tropas rusas.

Lo que no habrá, repitió Stoltenberg, son tropas de la OTAN en Ucrania. “Los aliados están de acuerdo en que no debemos enviar tropas de la OTAN a Ucrania ni aviones al espacio aéreo ucraniano y eso es porque tenemos la responsabilidad de evitar una guerra entre Rusia y la OTAN que cause más muerte, destrucción y más peligro”, insistió, reiterando la responsabilidad de evitar que el conflicto avance hacia los países aliados. «Si esto se convierte en una guerra total entre una potencia nuclear, Rusia y la OTAN, entonces veremos aún más sufrimiento, aún más destrucción», dijo.

Una posición que no sitúa a los aliados en el lado equivocado de la historia porque el responsable de lo que está pasando, advirtió, es Putin. «Él es el responsable. Peleó esta guerra por elección y es responsable de las atrocidades y las pérdidas», por lo que «debemos seguir ejerciendo una presión sin precedentes sobre Rusia», agregó. Durante la Ministerial, los Ministros de Relaciones Exteriores sostendrán una reunión separada con el Ministro ucraniano Dimytro Kuleba, quien visitará la Sede de la OTAN para explicar su análisis de la situación en Ucrania.

La reunión ministerial servirá también para continuar con los preparativos de la cumbre de líderes de la OTAN que tendrá lugar en julio en Madrid y que estará convocada para aprobar el concepto estratégico de la OTAN, documento que se reescribe cada década -la última corresponde a 2010- para reflejar el entorno de seguridad de las naciones aliadas.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *