Barco de 4.000 años descubierto en Mesopotamia

Comment

Ultima Hora

Arqueólogos alemanes e iraquíes han desenterrado un barco de 4.000 años de antigüedad que fue descubierto hace cuatro años cerca de Uruk, una antigua ciudad mesopotámica en la orilla oriental del Éufrates. La nave, de siete metros de eslora, fue construida con materiales orgánicos impregnados de betún natural.

Un trabajo de investigación del Instituto Arqueológico Alemán en la zona del yacimiento arqueológico de Uruk, Mesopotamia, ha dado como resultado el rescate de una embarcación casi completamente conservada hecha de caña, hojas de palma y madera. El barco, que se cree que tiene alrededor de 4.000 años, sería un testimonio invaluable del período de esplendor de Uruk, cuando la ciudad mesopotámica en ese momento se convirtió en la ciudad más grande del mundo.

Según un comunicado de prensa, la antigua embarcación ha sido documentada digitalmente en tres dimensiones a través de registros fotográficos y se ha rescatado por completo para su posterior rescate y conservación. Debería integrarse en la colección del Museo de Irak en Bagdad, junto con su estudio científico. Además, buscará poner a disposición del público el conocimiento sobre su construcción y su contexto de realización.

Justo a tiempo

Como la frágil estructura ya había quedado parcialmente expuesta y erosionada en los últimos años, los expertos trabajaron rápidamente para preservar el resto del barco. Incluso el tráfico que pasaba cerca del lugar suponía una grave amenaza para la conservación del barco, por lo que las acciones de salvamento eran más urgentes. Afortunadamente, los científicos llegaron a tiempo y el objeto histórico logró ser protegido y documentado.

La embarcación, fabricada con materiales orgánicos y recubierta de betún, tiene 7 metros de eslora y unos 1,4 metros de manga. Su grosor es mínimo: no supera 1 centímetro en muchos lugares. Aunque los restos orgánicos ya no se conservan y solo son visibles en forma de rastros en el betún, es posible apreciar el diseño de la estructura.

bajo el sedimento

Originalmente descubierto en las cercanías de Uruk-Warka en 2018, durante las excavaciones, el barco fue documentado por fotogrametría tridimensional. La fotogrametría es una disciplina que permite realizar mediciones e interpretaciones fiables a partir de imágenes aéreas y de satélite, con el fin de descubrir las características métricas y geométricas de un área o un objeto, como sus dimensiones, su forma o su posición.

El barco se cubrió con una capa de arcilla y yeso para estabilizarlo directamente durante la excavación. Esta medida de conservación ha permitido recuperarlo en gran parte completo. Según el contexto arqueológico analizado, el barco se habría hundido en la orilla de un río que ya se ha sedimentado: el barco también ha estado cubierto de sedimentos durante los últimos 4.000 años.

Uruk: un antiguo centro neurálgico

¿Qué nos dice el contexto de este descubrimiento? Uruk era una antigua ciudad mesopotámica ubicada en la orilla oriental del Éufrates en un área caracterizada por humedales pantanosos y ubicada aproximadamente a 140 millas al sureste de Bagdad en el actual Irak. La ciudad tenía una red de tres canales fluviales, incluidos varios puentes que la conectaban con el Éufrates.

No fue sólo una ciudad como las demás: Uruk jugó un papel preponderante en el proceso de urbanización de Sumer, hacia mediados del IV milenio antes de Cristo. Tuvo su apogeo a principios del tercer milenio antes de Cristo, cuando contaba con una superficie amurallada de unos 6,5 kilómetros cuadrados y una población de entre 50.000 y 80.000 habitantes. En ese momento, se convirtió en la ciudad más grande del mundo.

Según los historiadores, Uruk fue probablemente el lugar de nacimiento de avances tecnológicos y culturales humanos de gran alcance, como el sello cilíndrico, el cálculo y la contabilidad. En julio de 2016, la UNESCO designó el sitio arqueológico de Uruk como Patrimonio de la Humanidad mixto, debido a la importancia de los restos arqueológicos de las colonias sumerias de la Baja Mesopotamia que conforman la región.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *