El profesor de kárate que abusó de dos niñas en Tenerife es condenado a 13 años de prisión

Comment

Ultima Hora

El juzgado de Santa Cruz de Tenerife condenó a un profesor de kárate a 13 años de prisión por abusar sexualmente de dos alumnas menores de edad, frente a los 19 años exigidos por la fiscalía.

El tribunal considera como hechos probados que los abusos se produjeron en dos colegios de San Juan de la Rambla y La Guancha, donde el imputado impartía clases de kárate.

Manoseó a una de sus víctimas debajo de su ropa al final de la clase, mientras yacía en el suelo estirándose.

En otra incluso le quitó la ropa y le lamió los senos y la cara y en una ocasión le mostró videos con contenido pornográfico y le dijo que quería hacer lo mismo con ella.

Estos comportamientos provocaron en las niñas «un gran malestar, nerviosismo y un sentimiento de humillación», según la sentencia dictada este jueves por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Quitar la custodia a los padres

Una de las víctimas fue abusada durante un período prolongado, que «comprendió gran parte de su niñez y toda su adolescencia», y también «en un contexto de desamparo», porque su madre «no le creía» o «se sentía intimidada por la presión del monitor» cuando exigió una explicación después de que su hija le contara lo sucedido.

La niña informó que durante los últimos episodios de abuso, se había autolesionado.

El abuso terminó cuando la niña fue arrebatada a sus padres y quedó bajo la custodia del Gobierno de Canarias.

Esta joven deberá ser indemnizada con 15.000 euros y tendrá prohibido acercarse a él durante ocho años una vez haya cumplido su pena de prisión.

El otro deberá indemnizarlo con 6.000 euros dado que el maltrato que sufrió duró menos tiempo, ya que abandonó las clases de kárate, y que no podrá acercarse a él hasta dentro de seis años.

El tribunal da crédito al relato de las dos niñas, corroborado por el de varios testigos, más de una decena, que declararon en el juicio que también habían sido víctimas de tocamientos por parte del acusado.

En cuanto a la presentación a una de las víctimas de un video de un hombre masajeando a una mujer desnuda, la Corte indica que no consta que el imputado haya realizado u ordenado a otra persona realizar actos objetivamente de contenido sexual en presencia de la menor.

Y añade que si se hubieran imputado otros hechos que vulneraron la indemnidad sexual de la víctima, sería la imputación de un delito de naturaleza análoga al resto de los abusos cometidos lo que estaría incluido en la continuidad delictiva.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *