Ambición y prudencia al mismo tiempo

Comment

Ultima Hora

Algo más de 180 minutos marcarán, en poco más de una semana, el futuro deportivo más inmediato del Tenerife. Asciende a la gloria o pasa al menos un año más en el limbo. En su vestuario se mezclan la veteranía y la valentía de los que ya han pasado el amargo calvario de no montar, y la irrefrenable ilusión de los más jóvenes. ¿Es esta la receta ideal?

Un sol de justicia y un silencio casi sepulcral reinaron ayer a mediodía en el interior del Heliodoro Rodríguez López con motivo de la comparecencia ante los medios de comunicación de parte del equipo del CD Tenerife. El próximo domingo 19, a partir de las ocho de la tarde, todo será muy diferente. El recinto de la Rue Saint-Sébastien seguirá ardiendo, pero lo hará por el ajetreo y el bullicio de una grada abarrotada que anhela ver a su equipo de vuelta en primera división. El escenario perfecto para poner el broche de oro a un gran curso. Y en el vestuario del Tenerife ya visualizan esta idílica resolución. Aunque lo hacen con igual dosis de ambición y cautela. Saben que menospreciar al Girona FC puede salir caro.

Los que tiran del freno de mano son los más maltratados. Los que tienen claro que cualquier precaución es poca en este tipo de playoffs. “Vendrán con el mismo nivel de confianza y motivación que nosotros”, advierte Carlos Ruiz, por ejemplo, sabiendo que él y sus compañeros tendrán que “sudar mucho”. “El partido va a ser muy difícil, porque nos enfrentamos a un rival con mucha experiencia y que tiene al máximo goleador de la categoría”, dijo Aitor Sanz sobre Stuani. Ambos saben lo que es acabar con la miel en los labios tras ser eliminados por el Getafe hace cuatro años. “Ahora somos un equipo más experto y sólido, y con mucha disciplina defensiva”, dice el centrocampista madrileño como argumento para saldar cuentas con la historia más reciente.

“Hay que seguir en la línea que nos ha traído hasta aquí: humildad, trabajo e ilusión”

Juan Soriano – Reproductor CD Tenerife

A Enric Gallego tampoco le falta experiencia. En el suelo (35 años) y en su discurso. “Conocemos el potencial del Girona porque lo ha demostrado a lo largo de los años”, dice desde el inicio, precisando además que “haber ganado los dos partidos de Liga no significa nada”. “Tienen un gran equipo, con un delantero enorme como Stuani, y experiencia; Será una final muy complicada”, añade el delantero del Barcelona, ​​que incluso le da el cartel de favorito al conjunto gerundense. “Creo que pueden ser un poco más que nosotros, porque han estado en Primera división recientemente y también jugaron varias etapas finales que solo perdieron detalles. Eso lo dejamos para eso”, advierte.

Una amonestación que, eso sí, Gallego compatibiliza con la «plena confianza» en su propio equipo. “Tenemos muchas ganas, trabajamos bien y estamos convencidos de ir allí y hacer un buen partido”, confía el delantero, para quien una de las claves será “tomar conciencia de la dureza del encuentro”. “Hay que intentar llegar tranquilo porque así se ven mejor las cosas”, comenta también a modo de consejo a los más imberbes de la plantilla tinerfeña. ¿Un buen marcador para afrontar el inicio del curso con garantías? “Yo no soy de hablar de resultados ni de metas. Tengo confianza en el trabajo del equipo y haciendo las cosas como hemos hecho últimamente el encuentro puede salir bien”, añade con su habitual media sonrisa.

En medio está Juan Soriano, que pese a tener solo 24 años y luchar por su primer ascenso a la máxima categoría, habla como el mayor de los veteranos. Y ahí, la globalidad de su discurso es muy cercana a la de Gallego. “Es un partido muy complicado porque el Girona tiene jugadores diferenciales; pero debemos continuar en la línea que nos trajo aquí, con humildad, trabajo e ilusión; intentar sacar un buen resultado allí para jugarlo aquí”, suplica el portero sevillano.

“Ganar los dos partidos de Liga no significa nada; son un poco más favoritos”

Enric Gallego – Reproductor CD Tenerife

Los más jóvenes del equipo isleño parecen afrontar con más vigor este último partido. Es el caso de Andrés Martín, que no ve la hora de que llegue la ronda final. “Al final son dos partidos y en una final no hay favoritos. Hay que jugar como uno sabe y ponerle las cosas difíciles al Girona. Tiene jugadores de mucha calidad y experiencia, pero tenemos un gran equipo y vamos a darlo todo”, expresa con brío el sevillano. “La idea que nos transmite el míster es muy clara y la plasmamos en el verde. En Montilivi saldremos a darnos el cien por cien”, añade.

Sergio González también expresa su ambición, con más viajes que Andrés pero que vive su primera temporada con cierta continuidad. “Solo quedan dos partidos, dos finales en las que Girona y nosotros queremos lo mismo. Tenemos nuestras armas para intentar ganar”, agregó el cartagenero.

«Awe» por la respuesta de los fans

Apenas cuatro horas antes de su comparecencia ante los medios de comunicación, ya escasos metros, la afición del CD Tenerife agotó de un tirón las entradas para el duelo del día 19. Gracias por venir a llenar el estadio; Creo que su presencia nos aportará mucho”, dijo Enric Gallego, que pidió ánimos a los afortunados con entrada, y convocó al resto a volver tras el duelo. “Vamos a intentar darle una alegría al resto para celebrarlo también fuera del Heliodoro”, decía como gol. “Es normal que los aficionados se emocionen y vendan entradas porque quieren estar allí y vivir algo bonito”, dijo Aitor Sanz. “Sabemos que se ha generado mucha ilusión y queremos dar alegrías a nuestra afición”, subrayó también Sergio González. El domingo 19, alrededor de las 22 horas -o quizás un poco más tarde-, la plantilla y la hinchada pudieron hacer realidad su sueño.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *