Descubren el primer agujero negro flotante de la galaxia

Comment

Ultima Hora

Un grupo de astrónomos ha descubierto lo que podría ser un agujero negro flotante, que según la teoría resultó de la muerte de una estrella grande, aislada y hasta ahora invisible.

El descubrimiento de un equipo dirigido por UC Berkeley provino de la observación del brillo de una estrella más distante a medida que su luz se distorsiona por el fuerte campo gravitatorio del objeto, por lo que se denomina microlente gravitacional.

El equipo, dirigido por el estudiante graduado Casey Lam y la profesora asociada de astronomía Jessica Lu, estima que la masa del objeto compacto invisible es entre 1,6 y 4,4 veces la del sol.

Debido a que los astrónomos creen que el remanente de una estrella muerta debe pesar más de 2,2 masas solares para colapsar en un agujero negro, los investigadores advierten que el objeto podría ser una estrella de neutrones en lugar de un agujero negro. Las estrellas de neutrones también son objetos muy compactos y densos, pero su gravedad se equilibra con la presión interna de neutrones, lo que evita un mayor colapso en un agujero negro.

Ya sea un agujero negro o una estrella de neutrones, el objeto es el primer remanente estelar oscuro, un «fantasma» estelar, descubierto deambulando por la galaxia sin emparejarse con otra estrella.

«Este es el primer agujero negro o estrella de neutrones que flota libremente descubierto con una microlente gravitacional», dijo Lu en un comunicado. «Usando microlentes, podemos sondear estos objetos compactos y solitarios y pesarlos. Creo que hemos abierto una nueva ventana a estos objetos oscuros, que de otro modo no se pueden ver».

Determinar cuántos de estos objetos compactos pueblan la galaxia de la Vía Láctea ayudará a los astrónomos a comprender la evolución de las estrellas, en particular cómo mueren, y nuestra galaxia, y tal vez revele si alguno de los agujeros negros invisibles son agujeros primordiales, que algunos cosmólogos creen que fueron producido en grandes cantidades durante el Big Bang.

El análisis de Lam, Lu y su equipo internacional ha sido aceptado para su publicación en The Astrophysical Journal Letters.

Los datos fotométricos provienen de dos estudios de microlente: el Experimento de Lente Gravitacional Óptica (OGLE), que utiliza un telescopio de 1,3 metros en Chile operado por la Universidad de Varsovia, y el Experimento de Observaciones de Microlente en Astrofísica (MOA), que está montado en un Telescopio de 1,8 metros en Nueva Zelanda operado por la Universidad de Osaka.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *