Claves para hacer una buena fideuá perfecta

Comment

Ultima Hora

La Comunidad Valenciana es uno de esos lugares que enamoran a turistas nacionales y viajeros de todo el mundo. Sus playas, montañas, barrancos, ríos y cascadas dibujan hermosos y espectaculares paisajes naturales, pero sus pueblos y aldeas con encanto también albergan tesoros idílicos para disfrutar del turismo.

Pero, además de todas las ventajas ya mencionadas, Alicante, Valencia y Castellón son conocidas por su envidiable gastronomía, que va mucho más allá de la mundialmente conocida paella. Y es que, la dieta mediterránea de esta tierra se caracteriza por la variedad de pescados y mariscos, entre los que destacan los calamares o las clóchinas o las verduras y frutas, como las naranjas, los guisantes, las aceitunas o el azafrán. Este rico mundo de la comida ofrece infinitas opciones para cocinar arroz.

Sin embargo, en esta ocasión vamos a dejar la paella de lado para descubrir algunos secretos de otro plato valenciano con el que guarda gran similitud: la fideuá. Originario de Gandía, combina a la perfección el sabor de la pasta con pescados (normalmente rape), sepias, cigalas, gambas y un buen caldo elaborado con pescados de roca y nécoras. También se puede aliñar con alioli y tomate o añadir especias como pimentón y azafrán.

Estos son los ingredientes de las recetas clásicas, pero como lo más divertido de cocinar es experimentar y jugar con diferentes ingredientes para conseguir nuevos sabores, te recomendamos que pruebes a cambiar algunas cosas para conseguir una fideuá con tu propia firma. Sin embargo, es importante conocer ciertas claves para obtener una fideuá perfecta.

El secreto no está en la masa

A la hora de cocinar este plato alicantino hay que entender que el secreto no está en la masa, como dice el anuncio, sino en el pescado. Es importante elegir pescado de calidad, normalmente rape, y hay quienes consideran imprescindible añadir otros elementos del mar, como gambas, gambas, sepias o calamares.

Sin caldo no hay fideuá

El caldo de fideuá se cocina con pescados de escaso valor que no incluiremos en la receta, pero que serán imprescindibles para hacer este jugo de cebo blanco. Puedes utilizar la cabeza de rape, las espinas de pescado blanco o las nécoras, entre otros. También agregaremos zanahoria, puerro y apio a nuestro caldo para darle un gran sabor que absorberán los fideos.

El tamaño importa

A pesar de lo que mucha gente piensa, el tamaño de los fideos es importante y los más clásicos suelen utilizar los que tienen los números 3 o 4. Algunas marcas venden fideos gruesos con agujeros, especialmente para la fideuá. Sin embargo, no son típicos de Gandía y no se admiten en los concursos de fideuá. También hay gente que prefiere los fideos más finos y terminar de hornearlos para que queden firmes.

El sofrito, fundamental

El sofrito es una de las partes más importantes para que la fideuá tenga un gran sabor. Debemos cubrir la sartén con una fina capa de aceite y sofreír las gambas, las cigalas, el rape y el resto de elementos que ponemos allí durante unos minutos. Luego removemos todo y en este mismo aceite, que conserva el sabor de lo que hemos frito, haremos la salsa con ajo, cebolla, pimiento y tomate. Si utilizamos sepias y calamares, los añadiremos a la salsa al principio de la cocción, oa mitad de la cocción, ya que necesitan un tiempo para estar tiernos.

dorar los fideos

En Gandia es habitual verter el caldo sobre el sofrito y luego añadir los fideos, de forma similar a como hacen los valencianos con la paella. Sin embargo, algunos también optan por agregarlos a la salsa y revolverlos durante dos o tres minutos antes de verter el caldo, para realzar su sabor.

El debate del alioli

Esta es una discusión con una solución muy difícil. Llegar a un consenso es difícil, porque es cuestión de gustos. Hay quienes defienden el uso de este producto para darle un toque de sabor. Otros, en cambio, consideran que la adición de alioli puede enmascarar el sabor de pescados y mariscos. Nuestra recomendación es que, si hemos utilizado productos de calidad, intentemos evitar el alioli. Si por el contrario nos queda una fideuá con poco sabor, aprovechemos el toque que nos da.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *