Tags:

Estas son las habilidades sociales que debemos entrenar en nuestros hijos desde pequeños.

Comment

Ultima Hora

Los seres humanos somos seres sociales. Desde nuestro nacimiento, tenemos relaciones con los demás y nuestra felicidad depende, en gran medida, de la satisfacción de estas relaciones.

Para que nuestros hijos tengan relaciones satisfactorias, deben tener buenas habilidades sociales. Estas habilidades no son innatas, sino que se adquieren a través de la observación de los demás, las enseñanzas de los demás, la interacción directa con el entorno…etc.

Para que nuestros hijos tengan relaciones satisfactorias, deben tener buenas habilidades sociales. Estas habilidades no son innatas, sino aprendidas.

¿Qué habilidades sociales son las más importantes? ¿Cuáles debemos inculcar en nuestros hijos? Los repasamos con la ayuda de la psicóloga Sara Ríos Gil, que los reúne en un capítulo del libro «El arte de educar jugando», de Silvia Álava.

Habilidades sociales básicas y habilidades sociales complejas

Para Ríos Gil, las habilidades sociales se dividen en dos grupos: básicas y complejas.

habilidades sociales basicas

  • Saber escuchar: aquí el lenguaje no verbal es fundamental: mirarlo a los ojos, asentir con la cabeza, sonreír cuando sea necesario… «Es algo que se les debe enseñar sobre todo con el ejemplo», especifica Ríos Gil.

  • Iniciar una conversación: saber si es un buen momento para iniciar una conversación o si la persona no está disponible es clave.

  • Mantener una conversación: una vez iniciada una conversación, hay que saber mantenerla. «Una buena escucha activa es fundamental para que el otro se sienta apoyado y lleva a continuar la conversación haciendo nuevas preguntas. También hay que saber introducir un tema nuevo sin interrumpir al otro».

  • Termina una conversación: «Evita ser brusco y trata de no cortar a la otra persona».

  • Preséntate correctamente: “podemos ayudar a nuestros hijos a entender lo que se dice en una primera introducción y lo que nos reservamos”.

  • Dar gracias a las buenas oportunidades: aquí nuestro ejemplo es vital. «Somos modelos a seguir. Si ven que estamos agradecidos con los demás, será más fácil para ellos estar agradecidos».

  • Dar un cumplido: Los cumplidos nos ayudan a establecer relaciones positivas con los demás, sin embargo, nos dice Ríos Gil, “es práctico tratar de no excederse en los cumplidos porque pueden considerarse exagerados y antinaturales”.

habilidades sociales complejas

  • Saber decir «no» correctamente: no siempre tenemos que estar de acuerdo con lo que nos dicen los demás, ya que cada uno tenemos nuestra forma de pensar, y tenemos derecho a decir «no», pero «teniendo en cuenta no ser bruscos ni ofender a los demás, sino expresar nuestra negativa con respeto».

Mi hijo siempre cede: claves para enseñarle a decir «no» haciéndose valer

  • Solicitar: sin exigir, de forma adecuada. «Y si la otra persona dice ‘no’, acéptalo sin enfadarte ni molestarte».

  • Tomar decisiones: nos cuesta mucho tomar decisiones, sin embargo, es algo a lo que nos tendremos que enfrentar muchas veces a lo largo de nuestra vida. En esto debemos formar a nuestros hijos “ayudándoles a definir las opciones, los pros y los contras de cada una de ellas, a buscar alternativas o soluciones…”.

  • Defiéndete adecuadamente de las críticas: Hay diferentes formas de reaccionar ante las críticas. “Hay que enseñar a los niños a defenderse de ellos sin enfadarse ni enfadarse”.

  • Expresar una queja: hay que hacerles entender que no pasa nada por expresar lo que no les gusta, pero «hay que enseñarles a hacerlo bien, con respeto, explicando bien por qué no les ha gustado y ofreciéndoles una alternativa.

¿Cómo entrenamos estas habilidades sociales?

Para entrenar las habilidades sociales de nuestros hijos, Ríos Gil da una serie de claves:

  • Los adultos son los referentes de nuestros niños; constantemente nos observan y nos copian. Por eso, debemos ser un buen ejemplo a nivel social y hacer con los demás lo que queremos que hagan.

  • Es fundamental que desde pequeños les animemos a estar con otras personas de confianza además de nosotros y también con otros niños de su edad.

  • El desarrollo social de un niño se da poco a poco, y hay que tenerlo en cuenta para saber qué pedirle en cada etapa de su vida.

  • Usemos el juego para inculcar estas habilidades. Por ejemplo, podemos hacer un teatro de presentación para enseñarles de una forma amena y divertida la importancia de presentarse ante los demás y cómo hacerlo correctamente. También podemos jugar a pelota en mano para respetar los turnos de palabra. Vamos a tocar un tema, lo vamos a debatir, pero solo podemos hablar cuando tenemos la pelota en la mano.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *