Heliodoro, territorio promocional – El Día

Comment

Ultima Hora

El Complejo Deportivo Calle San Sebastián ha sido escenario de varios momentos como el que tendrá lugar el próximo domingo entre Tenerife y Girona. El representante ha escalado allí cuatro veces, pero nunca en primera división. Este éxito también lo lograron tres equipos visitantes, Getafe, Real Valladolid y Ponferradina.

Un equipo ascendido saldrá de Heliodoro Rodríguez López el próximo domingo. Y no será la primera vez que esto suceda. El templo blanquiazul no siempre ha sido escenario del salto de categoría del conjunto anfitrión. Otros clubes también han conseguido este éxito en el salón de la calle San Sebastián. Dentro de seis días llegará el momento de hacer uno más, por el Tenerife o por el Girona.

La entidad tinerfeña ha reunido cuatro promociones de viviendas durante su centenario. Los otros cinco se confirmaron ganando, empatando e incluso perdiendo en casa, en Almendralejo, Sevilla, Leganés, Girona y Hospitalet. Cada vez que el representante subía a su tribunal, lo hacía para acudir al Segundo; nunca Primero.

Los cuatro azul y blanco.

El antecedente más lejano de un ascenso tinerfeño sin necesidad de viajar se produjo en la temporada 1952/53, campaña que marcó un antes y un después en su carrera, ya que en este curso consiguió dejar la competición autonómica para entrar en la nacional. Para ello, tuvo que superar un empate ante el Orihuela. El partido de ida, disputado en el estadio Los Arcos de la ciudad de Alicante, finalizó con victoria local por 2-1. En el partido de vuelta, Heliodoro vibró con goles de Julito y uno de Paquillo. Los de Carlos Muñiz por fin pudieron celebrar su entrada en segunda división.

La afición blanquiazul no celebró otra gesta de este calibre, llenando el estadio de Santa Cruz, hasta 1971. Debido a la reestructuración de la categoría de plata, el Tenerife había descendido a un tercio similar a la primera RFEF ahora. Le tomó tres años salir de este agujero. El momento de traspasar este gol coincidió con un partido en la isla ante el Real Unión. El equipo dirigido por García Verdugo aseguró los puntos necesarios para lograr el ascenso al anotar cuatro goles en casa el domingo 30 de mayo de 1971.

Los dos últimos ascensos de Rodríguez López se concentraron en la década de los ochenta, de nuevo para volver a la Segunda División y, en ambos casos, para despedirse de la Segunda B. Tras cinco intentos fallidos, el club consiguió la Liga 1982/83 metiendo a José Ramón Fuertes al frente del equipo. Tenerife ocupaba la segunda de las dos plazas que daban derecho a subir, por detrás del Bilbao Athletic. La victoria final se produjo en el Heliodoro el 15 de mayo de 1983, penúltimo día. Los blanquiazules, lanzados, no dejaron la tarea para más tarde y aplastaron al Compostelle (6-0) con goles de David Amaral (2), Irusta, Rubén Cano, Masqué y Agustín Lasaosa.

Cuatro años después, el resultado fue similar, pero con Martín Marrero al frente del equipo y al mando de su segundo Grupo B. Para rematar una campaña muy regular, el Tenerife venció por 5-1 al filial Real Sociedad – Julio Suárez (2), Víctor (2) y Lope Acosta– y logró su objetivo en la penúltima fecha.

El de Getafe.

Rodríguez López ya no acogió ascensos de su titular, sino de otros clubes, del Getafe y el Valladolid a Primera División, y de la Ponferradina a Segunda División. La fluida relación entre el conjunto madrileño y la máxima categoría -ha jugado allí diecisiete de las últimas dieciocho temporadas- comenzó sobre el césped tinerfeño. El conjunto preparado por Josu Uribe –entrenador del Mensajero en la 21/22– apareció en la isla el 19 de junio de 2004 con la necesidad de ganar para escalar por primera vez en lo que ahora se llama LaLiga Santander. Fue el último día. Los locales, guiados por Martín Marrero al campo base de la permanencia, se desbordaron de ambición por un Getafe que no dejaba dudas sobre qué equipo se jugaba algo. Pachón anotó cuatro goles y el defensa brasileño César Belli marcó en propia puerta en un partido que finalizó con un total de ocho goles (3-5). Keko, Antonio Hidalgo y La Paglia maquillaron el resultado.

La de Valladolid.

El Real Valladolid también fue ascendido primero de Rodríguez López. Lo hizo muy rápido, el 22 de abril de 2007. El equipo comandado a esas alturas por José Luis Mendilibar disponía de ocho jornadas más. Los blanquivioletas completaron una racha de siete victorias seguidas, ganando en el Heliodoro y ya imbatibles en la clasificación. Juan Casuco alineó a Bernardo, Bertrán, Culebras, Pablo Sicilia, Héctor, Ricardo, Óscar Pérez, Iriome, Ayoze García y Raúl Sánchez. El encargado de marcar primero fue el ex blanquiazul Víctor Fernández. El búlgaro Manchev igualó la victoria hacia el final y desató la fiesta vallisoletana sobre el césped de Rodríguez López (0-2).

El de la Ponferradina.

Para encontrar el último ascenso en el estadio tinerfeño hay que remontarse al 24 de junio de 2012. Tampoco fue blanquiazul. Esa mañana, el representante, coordinado desde el banquillo por Quique Medina, disputó en su propio campo el partido de vuelta de la final para ascender a segunda división. Tuvo que vencer el 1-0 encajado en el primer partido, disputado en el estadio de la Ponferradina, El Toralín. Ese domingo todo salió mal. El equipo de Bercienne se adelantó en el minuto 49, con un gol de penalti de Yuri, y condenó en el 69 con otro de Didac, ya con un Tenerife derribado en busca de una misión casi imposible. Kiko Ratón achicó las diferencias al borde del final de una mala campaña.

Trece años del gol de Dani Kome

El inicio de la semana, que finalizará con el último partido de clasificación para el ascenso a Primera División entre el Tenerife y el Girona, recuerda la última vez que el conjunto blanquiazul ascendió a la máxima categoría. Ocurrió un día como hoy, hace 13 años, en el mismo estadio donde hace dos días empató 0-0 el equipo de Luis Miguel Ramis, el Estadio Municipal de Montilivi. Este Tenerife, dirigido por José Luis Oltra, había llegado a la penúltima jornada de Liga dependiendo de sí mismo para conseguir este objetivo. Eso le bastó para ganar al Girona. Y lo hizo con un gol de Kome que forma parte del historial del representante (0-1). Eran tiempos en los que solo subían los tres primeros clasificados, y lo hacían de forma directa, sin ascensos. Tenerife cerró este trío por detrás de Xerez y Zaragoza. En la última jornada, el título de Liga se le escapó al perder en casa ante el Castellón.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *