Las sanciones por conducir bajo los efectos de las drogas aumentan un 74% en Canarias

Comment

Ultima Hora

El presidente de la Asociación de Automovilistas Europeos (AEA), Mario Arnaldo, explica que las multas impuestas por el grupo de tráfico de la Guardia Civil por conducir bajo los efectos de las drogas han aumentado un 74% de 2019 a 2021. Y estas sanciones por exceso de velocidad que se aplicaban sin parar al infractor aumentaron un 328,78% en Canarias el año pasado respecto a las cifras de 2019. Este tipo de sanciones, conocidas oficialmente como exceso de velocidad con radar móvil sin parar, ascendieron a 13.727 en el 2019; 23.742 en 2020, así como 58.859 en 2021. A juicio de Arnaldo, usar autos camuflados para emitir una multa, mediante la captura de una foto, impide que los agentes vayan más allá de su función recaudatoria, porque presumiblemente ese patrón de actuación no sirve para advertir, corregir y evitar situaciones de riesgo por parte del infractor luego de ser detectado por las autoridades. Según el representante de la AEA, «no estamos de acuerdo con esta política de ocultamiento de radares», en la medida en que no se intercepta al conductor, se le identifica sin lugar a dudas y se le advierte de su conducta temeraria, que puede tener consecuencias negativas para la propio infractor, así como para otros usuarios de la vía.

Arnaldo destaca que, al analizar los datos de sanciones en el archipiélago en los últimos tres años, “hemos visto que hay un aumento de denuncias, en general”. Según los datos trascendidos, en 2019 se impusieron 199.113 a las islas; 152.001 en 2020 y 211.250 en 2021. Es decir, las multas disminuyeron un 23,66 % entre 2019 y 2020, pero aumentaron un 6,1 % entre 2019 y 2021.

Exceso de velocidad

En los periodos analizados parece que la infracción que más sanciones acumula es el exceso de velocidad, tanto en la variedad de radares móviles con vehículos camuflados, radares móviles con coches etiquetados, como a través de radares fijos en los tramos señalizados para que el conductor reduce la velocidad.

Si en 2019 la suma de multas por exceso de velocidad en Canarias alcanzaba las 105.884, esta cifra se ha reducido a poco más de 80.000 en 2020, pero en 2021 ha aumentado hasta las 119.140, lo que supone un incremento del 12% entre pre-covid año y el año pasado.

Las multas por alcoholímetros positivos bajan un 40% entre 2019 y 2021

En el ámbito de las infracciones por conducir sin permiso de circulación de vehículos, ya sea porque no dispone de él o porque ha sido anulado, cabe señalar que se han incrementado en casi un ocho por ciento. Si el primer año analizado había 378, en 2021 fueron 408. No obstante, se produjo una ligera reducción de las sanciones por no realizar la inspección técnica de vehículos (ITV) (un 3,31% menos). Durante el pasado año se detectaron 23.733 irregularidades por este motivo, tanto por no someterse a la referida inspección como por ser desfavorable y no subsanar la deficiencia.

El presidente de Associated European Motorists destaca como elemento positivo la reducción de casi un 40% de las sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol. En 2019 se impusieron 6.348 multas en el Archipiélago por alcoholímetros positivos. Y en 2021, este parámetro cayó a 3.865 infracciones.

narcóticos

Pero, a juicio de Mario Arnaldo, en el lado negativo, cabe destacar las sanciones por conducir bajo los efectos de las drogas. En este apartado hubo un incremento del 74 por ciento. Y es que si en 2019 las estadísticas de la Dirección General de Tráfico arrojan que se localizaron 1.892 conductores que circulaban con presencia de estupefacientes en su organismo, en 2020 fueron 1.026 y en 2021, 3.304.

Las infracciones notificadas al organismo competente por conducir sin abrocharse el cinturón también aumentaron casi un 12%, pasando de 5.103 a 5.712 entre 2019 y 2021. Y el crecimiento (del 15%) también se observa en las multas por no llevar o utilizar el sistema de retención infantil durante el periodo señalado.

Las sanciones disminuyeron un 4,4% por el uso del móvil durante la conducción. Sin embargo, ha crecido el uso de otros dispositivos visuales y sonoros, como pantallas y sistemas de geolocalización. Este parámetro aumentó un 20,5% en 2021 respecto al último año antes de la llegada de la pandemia de covid.

Ya no ha fallecido, según AEA

Mario Arnaldo considera que las cifras de accidentes y muertos en la carretera en lo que va de año propuestas por el director general de Tráfico, Pere Navarro, no se corresponden con la realidad. Navarro habló de un descenso el pasado jueves. Sin embargo, Associated European Motorists precisa que en el año en curso, en comparación con 2021, se ha producido un aumento del 22 % en las muertes, del 1 de enero al 9 de junio, ya que ha pasado de 377 a 463. Esta idea también es válida para el archipiélago. . Hasta el pasado jueves, en Canarias había 12 personas muertas en accidentes de tráfico, por las siete que se registraban en el mismo periodo de 2021. Y este crecimiento también se observa en todas las comunidades autónomas, excepto en Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Galicia y País Vasco.

Mario Arnaldo considera positivo que la Dirección General de Tráfico esté abierta a la implantación del permiso de conducción B1 en España, con el objetivo de que los jóvenes de 16 años tengan un acceso escalonado a la movilidad eléctrica. Así, podrán conducir pequeños vehículos eléctricos que requieran poca energía para moverse.

Mario Arnaldo comenta que “llevamos mucho tiempo pidiendo esto”, entre otras cosas “porque lo que se aplica en España no es nuevo; Esto ya funciona en países como Francia y está previsto en una directiva comunitaria”.

Según Arnaldo, es positivo que los jóvenes vayan accediendo poco a poco a la conducción. Sin embargo, no entiende por qué la medida está limitada o dirigida específicamente a la conducción de vehículos eléctricos.

Este año el número de muertos en carretera hasta el 9 de junio era de doce, cinco más que en 2021

Sobre la propuesta, el portavoz de la AEA señala que «funciona muy bien en Francia», donde los menores de 15 años ya pueden empezar a conducir, siempre que vayan acompañados de un tutor o de un adulto, tras haber superado una prueba teórica de la licencia de conducir. Y cuando llegan a la mayoría de edad, tienen que hacer la prueba práctica de carné, dice Arnaldo. Explica que en Francia los accidentes de tráfico de jóvenes conductores se han reducido en un 30% gracias a esta medida. En cuanto a los vehículos eléctricos, cree que siguen siendo caros y, además, no hay suficiente infraestructura para recargarlos.

pre-covid y el año pasado fue del 55,17%, según las estadísticas que elabora la Dirección General de Tráfico. Las infracciones por detenerse o aparcar en lugares no habilitados para ello también se están incrementando significativamente. En 2019 se tramitaron 2.984 expedientes. Este número cayó a 2650 en 2020, pero en 2021 subió a 4352. Eso es un aumento del 45% entre el primer y el último año fiscal estudiado. También es destacable el aumento de sanciones a las autoescuelas y centros de reconocimiento de conductores, que sumaron cuatro en las islas en 2019 y el año pasado llegaron a 110. Los casos de conducción temeraria bajaron un 25,35%, pasando de 777 en 2019 a 580 en el pasado año.

Estacionamiento y parada inadecuados

Durante el pasado año, 4.495 conductores han sido sancionados en Canarias por conducir sin seguro obligatorio de coche. En este apartado se produjo un descenso del 16% respecto a los datos registrados en el ejercicio 2019, cuando se detectaron 5.326 casos de este tipo. Pero en el año fiscal 2021, las personas que conducían y se saltaban un semáforo en rojo se encendieron. En 2019 hubo 203 multas en el Archipiélago por incumplimiento de la prohibición de paso. En 2020 aumentaron a 205, mientras que en 2021 aumentaron a 315. El crecimiento entre el año pre-covid y el año pasado fue de 55,17%, según estadísticas elaboradas por la Gerencia General de Tránsito. Las infracciones por detenerse o aparcar en lugares no habilitados para ello también se están incrementando significativamente. En 2019 se tramitaron 2.984 expedientes. Este número cayó a 2650 en 2020, pero en 2021 subió a 4352. Eso es un aumento del 45% entre el primer y el último año fiscal estudiado. También es destacable el aumento de sanciones a las autoescuelas y centros de reconocimiento de conductores, que sumaron cuatro en las islas en 2019 y el año pasado llegaron a 110. Los casos de conducción temeraria bajaron un 25,35%, pasando de 777 en 2019 a 580 en el pasado año. | pierre fumero

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *