¿Puedo dormir en cualquier lugar en una autocaravana?

Comment

Ultima Hora

Las altas temperaturas amenazan nuestras noches, los más pequeños han terminado el colegio y estamos a las puertas de las primeras vacaciones. Este es el momento perfecto para vehículos recreativos como autocaravanas, campers y caravanas. El auge de las casas sobre ruedas ha sido imparable durante los últimos cinco años, una tendencia que se ha visto impulsada por la pandemia y los constantes cambios en la libertad de circulación. En este sentido, ningún hotel te ofrece la adaptabilidad y flexibilidad que supone viajar con la cama a cuestas. Eso sí, en España no siempre es posible dormir donde más nos gustaría y debemos conocer la normativa sobre pernoctaciones y acampadas en nuestro país.

Es posible que si eres nuevo en el mundo de las caravanas, nunca hayas oído hablar del concepto de la noche a la mañana. Para saber si se puede o no dormir dentro de tu autocaravana o autocaravana, es fundamental diferenciarlo del camping. Esta última acción se refiere a la instalación del equipamiento exterior de su vehículo cuando está estacionado, como el toldo, las mesas y sillas exteriores e incluso la colocación de muebles o el uso de una ducha o un generador si está incorporado.

Pernoctar es el acto de dormir en el interior de la autocaravana o autocaravana, sin utilizar el perímetro de la furgoneta de que se trate. La acampada libre es ilegal en España, pero la noche a la mañana no lo es.

¿Dónde puedo pasar la noche libremente?

Saber la diferencia es fundamental ante un imprevisto con las fuerzas de seguridad, que en ocasiones desconocen o desconocen la normativa estatal. La primera, y más importante, es que las autocaravanas se rigen por las “normas de aplicación general a todos los vehículos”.

Una identificación que les permita, por ley, estacionar en los márgenes y espacios definidos para estacionamiento. Es decir que si llegamos a un municipio, y según la instrucción 08/V-74 de la DGT, podemos aparcar nuestro vehículo de ocio dentro de los límites impuestos por cada Ayuntamiento.

En este caso, y con la legislación en vigor, podríamos dormir y comer dentro de la autocaravana o autocaravana siempre que estemos bien aparcados. Si no superamos las marcas, no usamos el exterior del vehículo, y no superamos los límites de tiempo, si los hay, no tienen por qué decírnoslo. Para ello es fundamental que no se entienda que estamos acampando, por lo que no podemos nivelar la furgoneta con gatos.

Hay excepciones

Viajar en autocaravana y autocaravana se ha puesto de moda y, como toda tendencia, afecta a algunos. En localizaciones concretas se han vivido escenas difíciles de justificar, con una exagerada invasión de autocaravanas en puntos clave que todos queremos disfrutar.

Además, es importante proteger determinadas zonas como los Parques Naturales o las costas, que están defendidas por leyes específicas. Así, algunas localidades han implementado ordenanzas municipales contra el estacionamiento de autocaravanas, prohibición que generalmente informan con señales viales o barreras físicas.

La autocaravana, por sus dimensiones exteriores y su altura, tiende a sortear mejor este tipo de escollos. Por ejemplo, un solar cerca de una playa y con la típica barrera de 1,90 a 2,30 metros de altura. Eso sí, si el municipio tiene una normativa estricta contra la acampada, podrían ser multados por algo tan insignificante como abrir un tragaluz o una ventana. En este caso, lo mejor sería buscar aparcamiento sin esta limitación o directamente una zona de autocaravanas, para lo que existen aplicaciones específicas como Park4Night o FurgoPerfectos.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *