“La Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá es un barco sin capitán”, se quejan los familiares del exdirector de la murga

Comment

Ultima Hora

«L’Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá est un navire sans capitaine», explique Felipe Fariña, l’un des six membres de la murga qui, après la dernière assemblée générale de la société, a décidé de quitter le groupe, tout comme le director artistico. , Agustín Marrero y el director musical. “Agustín decidió irse; nadie lo despidió”, dice Felipe, quien deplora la “pésima gestión administrativa” de la institución y la falta de liderazgo de su presidente, Cristóbal Reyes.

El presidente de Ni Fú-Ni Fá despide al director para salvar el estilo de la murga

Sobre lo sucedido con el precedente de la Afilarmónica en las últimas tres ediciones (2020-2020), Felipe asegura que el presidente le envió un mensaje al director por WhatsApp en el que le advertía que o se iba, o ciertos socios propietarios le habían advertido. de una moción de censura porque no veían con buenos ojos que el director siguiera al frente de Fufa. Ante esta movida, el ex integrante del grupo dice que Agustín decidió no continuar como director artístico, marcha en la que estuvo acompañado por otros cinco integrantes de la murga. Por eso, Felipe insiste: “Agustín se fue, no lo despidieron”, tras lamentar el canal de comunicación elegido por Cristóbal Reyes para informarle de la situación que afectaba al grupo, además de culpar al peso que reconoce el titular de la empresa. a él. a dos o tres socios propietarios en particular.

Programa Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2023

Programa Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2023

Felipe comenzó su carrera como murguera en Lenguatrapos, hasta que se unió a las filas de Los Que Son, donde conoció a Agustín Marrero, y lo acompañó cuando se incorporó a la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá a partir del año 2020, cuando salió por primera vez. seguidas, para continuar en el Carnaval Virtual hasta esta edición de verano.

La reunión celebrada hace unas semanas en la que el consejo de administración informó sobre su gestión puso de manifiesto el mal trabajo del presidente y su equipo, como demuestra incluso el desfalco de 5.800 euros que sufrió la empresa durante la venta de la Lotería las pasadas Navidades y que el equipo de Cristóbal Reyes no fue claro al explicar lo que había pasado en la asamblea. “Bastaba con haber dicho desde el principio que la empresa se había jugado”. Este caso se encuentra en trámite judicial luego de la correspondiente denuncia interpuesta por la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá contra la persona que se llevó las hojas con los décimos y que nunca repuso el dinero.

Felipe Fariña deplora el sistema presidencial de la sociedad y en especial que sean los socios propietarios quienes controlen la institución, frente a los que son socios por su condición de componente pero aún no tienen derecho a voto, d’donde admite el interés fue formalizado en el pasado por este murguero que ahora deja la Afilarmónica cuando pidió al consejo que lo admitiera como miembro de pleno derecho. Pero lamenta que su pedido terminó en la basura y dejó en el olvido lo que debería ser un desafío para garantizar el futuro de la institución: el cambio generacional en el propio Ni Fú-Ni Fá, que según él incluso se reflejaría en el musical. selección de canciones

El primer componente asegura que la asamblea en la que se aprobó la gestión de la directiva no fue debidamente convocada, pues se hizo vía WhatsApp y con comunicación en el tablón de anuncios, sin anuncios en la prensa. «¿Y si alguien cruzó la murga y estaba cerrada?» pregunta Felipe.

También critica al presidente por no haber vivido en sociedad, sin trazar una línea ni involucrarse en la vida cotidiana. Ante esta posición, la propia ex componente admite que estaba dispuesta a luchar por el Fufa, pero no en estas circunstancias, donde vale más el voto de 42 socios propietarios que la opinión de los componentes, que son los que desde los ensayos iniciados, realizan la murga, a su juicio.

Para Felipe, en opinión que comparte con los otros cinco que se fueron del Fufa, el gran problema de Afilarmónica es que no forman un equipo.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *