Evitar el ‘play-in’, un aspecto clave para enero

Comment

Ultima Hora

A falta de seis jornadas para disputar esta primera fase de grupos, el margen de error del Lenovo Tenerife es mínimo. Así lo confirmaron los hombres de Txus Vidorreta el año pasado, cuando las dos derrotas ante el alemán Riesen le obligaron a jugar los play-ins (ante el turco Tofas Bursa) para seguir en la competición. Este curso, con la Copa Intercontinental en el horizonte (se jugaría el segundo fin de semana de febrero), acabar primero en su Grupo H es, aún más, una prioridad absoluta. Para evitar grandes riesgos y no toparse con un calendario saturado a principios de 2023.

En caso de que se vea obligada a afrontar de nuevo este cruce de vida o muerte -lo hará si queda segundo o tercero-, Lenovo tendría hasta 17 encuentros marcados en su hoja de ruta en tan solo 45 días naturales. Duelo cada menos de tres días. Esta parte del calendario quedaría así: un máximo de tres enfrentamientos en el hipotético play-in y seis más de la ACB, a los que se añadirían otros tantos de octavos de final de la propia BCL, uno o dos de la Intercontinental. , y hasta quedar entre los tres primeros de la Copa del Rey.

En caso de que los isleños finalmente jueguen esta ronda al mejor de tres, se enfrentarían al segundo o tercer lugar del grupo G. Sus integrantes son el Dijon francés dirigido por el técnico exaurinegro Nenad Markovic, el subcampeón de grupo Dinamo Sassari Supercopa de Italia, el PAOK griego y Unicaja.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *