Real Madrid – FC Barcelona

Comment

Ultima Hora

El primer clásico de la semana cayó del lado del Barça. El segundo llegará el domingo al Bernabéu. Fue un triunfo agónico y el público del Palau Blaugrana pedía tiempo, pero aseguró la primera victoria azulgrana en Europa (75-73). Durante 35 minutos, el equipo de Jasikevicius lo hizo muy bien y dominó con claridad, hasta los 18 puntos. Pero en la recta final perdió la cabeza, empezó a perder balones y a encajar canastas fáciles al rival y, en el punto, se fue al garete. El Madrid no se rindió y anotó un triple de Llull en el último segundo que hubiera culminado la remontada.

«Dejamos de jugar en los últimos tres minutos, no sabíamos cómo matar el juego, pero al final ganamos y eso es lo más importante», dijo Jasikevicius.

Uno de los defectos del Barça en el inicio de la temporada fue la falta de puntos. Parecía haber una Laprodependencia, más allá de la sensible pérdida de Mirotic que es un lastre. Desde el inicio, Satoransky, Vesely, Sanli y Kalinic demostraron que el conjunto azulgrana tenía más alternativas de ataque que el líder argentino. Estas nuevas formas de atacar han dado paso al Barça más fluido que hemos visto hasta ahora. El parcial del primer cuarto (24-15) fue un buen ensayo. La iniciativa va para el equipo de Jasikevicius.

El Barça también aprovechó el quinteto experimental que Chus Mateo apostó por el conjunto blanco con la presencia de Cornelie y Hezonja, este último con pasado azulgrana (llegó a jugar al estadio de Xavi Pascual) y pitó su vuelta al Palau. La apuesta no le salió bien al técnico madridista. Satoransky sacó partido de su físico con Hezonja. Y Vesely, desde la media distancia, superó claramente a Yabusele.

El Madrid no tardó en rectificar con la entrada de Llull y también en aumentar su compromiso defensivo con la entrada de Tavares, redoblado incluso en el segundo cuarto con la combinación interior de Tavares-Poirier. Esta decisión engrosó fuertemente el partido y cortó, en el momento justo, la fluidez del Barça. Pero el equipo de Mateo también perdió claridad en sus sistemas en cuanto entraron en juego las rotaciones.

Del control al colapso

Así, el Barça consiguió contraatacar y recuperar la iniciativa, con una demostración de energía y carácter nunca antes vista en sus partidos oficiales y, sobre todo, a la altura de la intensidad defensiva de su rival. Durante largos minutos, el equipo de Jasikevicius recordó el sólido bloqueo de la temporada pasada. También se esforzó por dominar el rebote, corrió en cada oportunidad y aprovechó los desajustes defensivos en el poste bajo para ampliar su ventaja hasta un máximo de 13 puntos, que Hezonja redujo con un hat-trick antes del descanso (40-30). ) .

El Madrid había mantenido un nivel muy alto en el inicio de la temporada. El cambio sustancial del Clásico se vivió en el paso adelante físico que ofreció el Barça y también en su determinación, que supo mantener incluso tras la reanudación. El equipo azulgrana amenazó en varias ocasiones con escaparse en el marcador (49-36, m. 25), encontrando los hat-tricks que había fallado en la primera parte. Pero en medio de cierto matorral, el acierto de Hezonja y también unos buenos minutos de Cornelie consiguieron igualar en la pelea al conjunto blanco y afrontar con ilusión el último cuarto (63-52).

El Barça no bajó su apuesta, encontrando en dos acciones de tres puntos, un 2+1 de Sanli y un hat-trick de Tobey, el combustible que necesitaba para afrontar el tramo final (69-52). Pero eso no lo calmó. Los hat-tricks de Talker y Cornelie y el protagonismo de Deck estiraron la resistencia del Madrid, que apretó los márgenes, mientras los nervios se apoderaban de la plantilla azulgrana. Higgins y Laprovittola acumularon pérdidas de balón inesperadas y un último balón suelto del base argentino a 15 segundos del final le dio a los de Mateo la última posesión y la oportunidad de ganar. El triple fallido de Llull hizo que toda la plantilla azulgrana respirara aliviada y convirtió en fiesta el drama que vaticinaba para el Palau.

Ficha técnica

75- Barça: Satoransky (12), Laprovittola (8), Kalinic (7), Tobey (8) y Sanli (14) –quinteto inicial–, Da Silva (2), Abrines (1), Jokubaitis (8) , Higgins (2), Vesely (13), Nnaji (-) y Caicedo (-).

73- Real Madrid: Rodríguez (-), Cornelie (12), Deck (21), Yabusele (7) y Hezonja (9) –quinteto titular–; Llull (6), Abalde (-), Poirier (2), Tavares (6), Musa (5), Talker (5) y Ndiaye (-).

–Parciales: 24-15, 16-15, 23-22, 12-21.

–Árbitros: Ryzhyk, Latisevs y Nedovic. Eliminó a Tavares por faltas.

–Bandera: Palau Blaugrana.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *