Hugo Suárez e Inés Pasic presentan Hambre de títeres: Miniaturas

Comment

Ultima Hora

El Teatro Hugo e Inés es un teatro de objetos y personajes. Ambos provienen de la pantomima. Hace un tiempo descubrieron las posibilidades expresivas de diferentes partes del cuerpo. Estos ilusionistas son hábiles magos de un tipo básico, espartano e infinitesimal de mimo y títere corporal.

Tomando un viaje desde el mimo clásico hasta los títeres corporales con una manipulación aparentemente simple del cuerpo, las manos, los brazos y las piernas e incluso los pies y los dedos, el mimo termina transformando su cuerpo en un gran cuadro donde criaturas alienígenas exóticas y gráciles caminan diciéndonos dulces. Cuentos poéticos en miniatura. Hugo e Inés nos muestran dos facetas de su recorrido artístico, los diferentes estilos de la lengua de signos, que van desde el mimo clásico al clown y luego a lo abstracto en forma de master class improvisada, para acabar encontrando después unos extraños e insólitos mimos interpretados por el partes del cuerpo menos «nobles» como el vientre, el pie o la rodilla que aparecen como pequeños seres de carne y hueso, que nos cuentan historias nacidas de sus propios límites y cuyo principal objetivo parece ser, simplemente, el aplauso cariñoso. del público Estos simpáticos personajes, tomando prestada una parte del cuerpo y teniendo la ilusión de poseer una pequeña alma, tratan de sobrevivir en el misterio de una metáfora o en el corazón de una risa, que les hace soñar con una existencia breve, antes de morir en el aplauso del público.

En 1986, cuando Hugo Suárez empezó a trabajar con Inés Pasic, la mayoría de las compañías utilizaban títeres de mano, de hilo o marionetas. Él era mimo y ella pianista. En ese momento, Pequeños Suicidios, un espectáculo de objetos, se cruza en su vida, y deciden trabajar en este tipo de teatro. A partir de ahí siguieron creando figuras con los dedos y luego pensaron por qué no probar con otras partes del cuerpo. Frente al espejo, Inés logró componer una figura humana completa con solo su vientre desnudo, y lo mismo hizo con un pie; Hugo compone otra con la rodilla y así, en seis años de investigación, crean los personajes que aparecen en sus montajes en miniatura.

Desde entonces se han interesado por las posibilidades expresivas de las distintas partes del cuerpo como pioneros de un nuevo lenguaje: el pie, la rodilla, el vientre, la cara, el codo, etc., formando muñecos de carne y hueso, con mayor presencia escénica que cualquier marioneta, y dando vida a personajes sorprendentes. Reconocidos internacionalmente por su técnica y trabajo artístico, han participado en innumerables festivales, llevando su arte a los cuatro rincones del mundo con el elogio unánime del público y la crítica.

Como si ellos mismos fueran arqueólogos, Hugo e Inés descubrirán nuevos personajes enterrados en una parte remota de su propio cuerpo. Estos personajes, tal vez soñando con un momento de trascendencia, estallan descaradamente con alma y estilo propios. Sin olvidar los clásicos como la barriga o la rodilla, Hugo e Inés deleitarán al público con nuevos e inesperados títeres corporales, plasmando estos pequeños momentos poéticos escondidos en la cotidianidad a través de sus sueños, frustraciones y éxitos…

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *