Nuevo fiasco de Podemos en Andalucía: solo gestiona candidatos para el 10% del territorio

Comment

Ultima Hora

Podemos buscar fortalecer Andalucía de cara a las próximas elecciones municipales, pero su intento amenaza con convertirse en una exhibición de debilidad. El partido mantiene la firme intención de imponerse en las elecciones de mayo tras el fiasco de la coalición Por Andalucía, y con este objetivo ha abierto un proceso de primarias para lanzar sus candidatos para el próximo ciclo electoral. La formación está convencida de que es la «principal fuerza» de la izquierda del PSOE en la región, pero los resultados preliminares de las primarias no avalan esta afirmación. La formación sólo logró que se presenten candidatos en 81 comunas de las 785 existentes, lo que representa un poco más del 10% de las localidades. Una cifra que contrasta con las últimas municipales de 2019, donde se presentaron -con su marca o al amparo de Adelante Andalucía- en 291 municipios.

Podemos ha abierto un impulso con el resto de actores del espacio en todos los niveles territoriales, y busca impulsar a sus candidatos dándoles legitimidad con cientos de votaciones telemáticas que culminarán este jueves 3 de noviembre. La formación de Ione Belarra e Irene Montero atribuyó la debacle electoral andaluza de junio a que la marca Podemos no estuvo presente en la coalición. “Los resultados demuestran que Podemos no es el problema”, han repetido desde entonces como un mantra en las filas moradas. Aunque se pueden sellar alianzas con Izquierda Unida, el clima no es favorable tras los violentos enfrentamientos entre estas dos fuerzas. En caso de acuerdo en solitario, Podemos habrá que medirse con la fuerte implantación territorial de IU en Andalucía, donde en solitario alcanzó los 455 ediles y un total de 979 ediles sumando los 524 obtenidos por la extinta coalición de Adelante Andalucía. El dato contrasta con los 83 alcaldes de Podemos en los municipios donde asistió por separado y los 607 si se suman los alcaldes de Adelante.

La convivencia entre izquierdas es especialmente tensa en el escenario andaluz, tras el choque frontal que se produjo durante la formación de la coalición en las elecciones andaluzas de junio. En ese momento, Podemos defendió hasta el último momento que su diputado Juan Antonio Delgado fuera el candidato, argumentando que eran la principal fuerza de izquierda. El líder también fue sometido a un proceso primario para ser ratificado, aunque finalmente Inmaculada Nieto (IU) quedó al frente de la lista, antes del acuerdo del resto de actores y de unas negociaciones in extremis.

A partir de ahí, y tras las luchas de poder que se produjeron posteriormente, se hace más difícil el entendimiento entre Izquierda Unida y Podemos, dos fuerzas que se miran con recelo desde hace meses. El telón de fondo es el congreso en el que juegan su papel en la plataforma electoral con la que Yolanda Díaz se presentará a las elecciones generales. Podemos, consciente de que su fuerza descansará en su representación institucional en los territorios, busca también hacerse valer en los municipios. Y para ello lanza unas primarias que, en el caso andaluz, presentan serias dificultades a la hora de encontrar ejecutivos para acudir a las elecciones, dado el vaciamiento de la organización en los últimos años y la escisión de Teresa Rodríguez, que se sumó a las de Íñigo Errejón. A esto se suma otro hándicap: la inclusión de Más País en la ecuación para sumar a la izquierda también amenaza con una posible coalición, dada la rivalidad que mantienen los violetas con la federación de Esperanza Gómez. La fractura de la izquierda se ha convertido en una olla a presión que puede estallar a nivel municipal.

Sevilla es la provincia más poblada de Andalucía -casi dos millones de habitantes- y es también, junto con Granada, el lugar donde más candidatos se presentaron en las primarias de Podemos para presentarse a las elecciones municipales, con candidatos en 19 municipios de los 106 existente . Una cifra que se aleja sin embargo de las 80 localidades en las que se presentó en las elecciones de 2019, cuando Podemos presentó lista en solitario en 14 localidades y compitió dentro de Adelante Andalucía en otras 66. En la capital andaluza, el lugar más poblado con cerca de 700.000 habitantes, solo se presentó una lista: una candidatura oficial integrada por 23 personas, lejos del total de 31 concejales que componen la corporación municipal. Contra esta opción, solo compite un autónomo en una aplicación fuera de un consorcio.

Málaga, la segunda provincia más poblada del mapa andaluz -1,7 millones-, solo tiene representación de Podemos en estas primarias en 13 municipios. La ciudad de Málaga es una de las capitales de provincia que más cerca está de completar la lista electoral para optar a los 31 escaños del ayuntamiento. En su caso, la candidatura oficial encabezada por Nicolás Sguiglia, única lista electoral presentada, está integrada por 27 miembros. Se le presenta una candidatura no agrupada compuesta por una sola persona.

Cádiz será un importante escenario de disputa entre las izquierdas, ya que la ciudad está dirigida por José María González Kichi en representación de Adelante Andalucía, la división anticapitalista de Teresa Rodríguez con fuerte arraigo en la provincia. La estrategia de los violetas es estar presente en los municipios grandes, y no es casualidad que se hayan presentado candidaturas en los 12 municipios más poblados -a excepción de Los Arcos de la Frontera, donde no los hay, que representan el 78% de la población de Cádiz. En la capital gaditana se presentaron un total de 8 candidatos -entre los candidatos y el cuerpo de la lista- que tampoco pudieron llenar la lista electoral. La corporación municipal está formada actualmente por 27 concejales, 13 de los cuales se marcharon en las elecciones municipales de 2019 en Adelante Andalucía -entonces formada por IU y Podemos, que aún incluía a Rodríguez-, y 5 en el PSOE.

De los 147 municipios de Granada se han presentado 14 posibles candidatos de Podemos. La cifra está muy lejos de los 35 municipios en los que se presentó en 2019 -21 solo y 14 bajo la marca Adelante Andalucía-. En las primarias para las listas de la capital granadina sólo hay una lista oficial formada por once personas. Lo mismo sucede en la segunda localidad más poblada, donde solo hay una lista.

Llama la atención el caso de Córdoba, donde Izquierda Unida y Podemos compitieron por separado hace cuatro años y donde las diferencias en cuanto a implantación territorial son especialmente evidentes. Esta provincia, donde Podemos parece haber renunciado a su representación, muestra la fortaleza de IU a nivel municipal. El partido morado tiene candidatos para solo dos municipios de los 77 existentes, en Córdoba capital y Priego de Córdoba. En las últimas elecciones municipales, Podemos se presentó en 12 localidades y obtuvo sólo dos concejales frente a Izquierda Unida, que compitió por 50 municipios y obtuvo un total de 135 concejales en distintos municipios de esta provincia.

La provincia de Huelva destaca porque aspira a una representatividad mínima respecto a 2019: si en las últimas elecciones municipales los morados estuvieron presentes en la mitad de las 80 localidades existentes -de 38, estuvieron presentes bajo las siglas de Adelante y en solo dos-, por el momento solo hay candidatos para siete municipios. En la capital no hay ni siquiera una candidatura oficial y solo tres independientes, todos hombres, se presentaron a las primarias. Una circunstancia llamativa, dado que la normativa de Podemos solo impide la presentación de candidatos varones.

El Reglamento de Igualdad de Podemos establece la obligación de que todas las listas incluyan mujeres, estableciéndose como requisito imperativo: “Se mantendrá el principio de paridad radical tanto en los órganos de Podemos como en las listas para los distintos procesos internos, sin aplicar ninguna corrección que podría dañar a las mujeres. Es decir, tanto en las listas para las primarias y asambleas ciudadanas como en los órganos internos, debe haber un mínimo del 50% de mujeres”, especifica el documento.

En Jaén sólo se presentaron candidatos en siete municipios de los 97 existentes. En algunos de los lugares más poblados como Jaén -115.000 habitantes- o Linares -casi 60.000- se presentaron menos de una veintena de personas divididas en dos candidaturas. Incluso en la capital, son incapaces de reunir suficientes candidatos para completar la lista electoral y optar por los 27 cargos municipales electos. En otros municipios como Úbeda, que tiene 35.000 habitantes, solo se presentó un candidato acompañado de otras tres personas.

De los 103 municipios de Almería, solo siete presentaron candidatos para competir en las elecciones por el proceso interno de Podemos -frente a los nueve de 2019, dos con Adelante y también siete solo-. Sí, habrá votación interna en las tres ciudades más pobladas de la provincia, además de la capital provincial: Roquetas de Mar, El Ejido y Níjar. En ninguno de estos lugares, sin embargo, asistieron más de cuatro personas.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *