El propietario de Endesa prepara la venta de la cartera de clientes de gas en España

Comment

Ultima Hora

La propietaria de Endesa prepara un «macro plan» de venta de activos con el que espera obtener 21.000 millones de euros para reorganizar sus actividades, reducir su deuda y centrarse en sus principales mercados. La italiana Enel, que controla el 70% del capital de la eléctrica española, pretende incluir en su estrategia de desinversiones la venta de toda su cartera de clientes de comercialización de gas en España y abandonará países como Perú, Argentina o Rumanía.

El grupo reorienta su nuevo plan estratégico 2023-2025, presentado este martes en una multitudinaria conferencia de analistas, para concentrar su actividad en seis países que considera clave: Italia, España, Estados Unidos, Brasil, Chile y Colombia. Pero incluso en los países donde pretende concentrar sus esfuerzos de crecimiento, lo hará sin mantener toda su actividad actual y está poniendo en marcha un plan de desinversiones con el objetivo de completarlas a lo largo de 2023.

La nueva hoja de ruta de Enel prevé que «el valor de la cartera de gas en España se cristalice», lo que supondría deshacerse de su cartera de clientes de gas, que hasta septiembre ascendía a 1,8 millones de usuarios, de los que 1,5 millones tienen contratos de gas libre a precio de mercado. Endesa y su matriz ya confirmaron el año pasado en su anterior actualización de la hoja de ruta futura que tenían la intención de eliminar la generación de energía con centrales eléctricas de gas antes de 2040. Ahora tienen la intención de ganar dinero por adelantado también con la cartera de clientes.

El anuncio de Enel se produce en medio de una agitación comercial en el sector del gas de España debido a la ayuda del gobierno. El ejecutivo lanzó un paquete de medidas millonario para reducir la factura del gas de más de tres millones de hogares, que fue el detonante de un trasvase masivo de clientes. Un escudo anticrisis de 3.000 millones de euros que prevé seguir limitando por ley las subidas aplicables a los 1,5 millones de clientes de la tarifa regulada de gas a lo largo de 2023 y también la creación de una tarifa de nuevo tipo que reducirá a la mitad la factura de 1,7 millones de hogares con calefacción central en sus comunidades de vecinos.

La italiana Enel, encabezada por el consejero delegado Francesco Starace, pretende alcanzar, con estas desinversiones, un objetivo de deuda neta de entre 51.000 y 52.000 millones de euros a finales del próximo año, reduciendo la deuda cerca de un 25%, desde los 69.000 millones que arrastraba en el cierre del pasado mes de septiembre.

Más inversiones en España

El plan estratégico para los próximos tres años prevé inversiones de 37.000 millones de euros, lo que supone una disminución respecto a los 45.000 millones anunciados durante la anterior actualización del plan 2022-2024. El plan de Enel pretende concentrar inversiones por unos 8.700 millones de euros a través de Endesa en España, menos de la cuarta parte del total. En el caso del mercado español, la inversión bruta prevista hasta 2025 supone una mejora del 15% respecto a las estimaciones de hace un año, con 7.500 millones entre 2022 y 2024.

Del importe total de inversiones para los próximos tres años, 22.000 millones se destinarán a impulsar su estrategia comercial integrada (producción, clientes y servicios), de los que unos 6.000 millones (27%) se concentrarán en España. Y 15.000 millones adicionales se destinarán a inversiones en redes para apoyar su papel como facilitadores de la transición energética, incluidos 2.700 millones (18%) destinados a España.

La compañía pretende concentrar sus inversiones en producción en la construcción de nuevas plantas renovables, con 17.000 millones hasta 2025, de los que unos 4.400 millones se destinarán a plantas verdes en España. El objetivo de la compañía es sumar 21.000 megavatios de nueva energía renovable en tres años, de los cuales unos 4.750 MW de nuevas plantas de energía verde se ubicarán en el mercado español.

crecimiento de las ganancias

Enel espera alcanzar un beneficio neto ordinario de entre 7.000 y 7.200 millones de euros al final del periodo del plan, frente a los entre 5.000 y 5.300 millones estimados para este 2022, gracias a una tasa de crecimiento anual media que oscila entre el 10% y el 13%. Las estimaciones de la compañía prevén un resultado bruto de explotación (ebitda) ordinario de entre 22.200 y 22.800 millones de euros en 2025, frente a los entre 19.000 y 19.600 millones de euros estimados para este año.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *