Cristina Seguí, condenada a pagar 6.000 euros a Ábalos por daño moral

Comment

Ultima Hora

Los problemas de Cristina Seguí se acumulan en los tribunales. Apenas unos días después de que la fiscalía denunciara al cofundador de Vox por haber difundido un vídeo en el que aparecían dos de las tres niñas de 12 y 13 años que fueron víctimas de una violación en grupo en Burjassot, la ultraderecha ha sido condenada ahora por atentar contra la derecha en honor al exministro socialista José Luis Ábalos, al que deberá pagar 6.000 euros de indemnización, por una serie de mensajes publicados en Twitter en 2020.

En una sentencia del Juzgado de 1.ª instancia número 46 de Madrid fechada este lunes 28 de noviembre y a la que ha tenido acceso este diario, el magistrado considera que está «acreditado» que Seguí «se extralimitó» en su ejercicio del derecho a la libertad de expresión y que violó el derecho al honor de Ábalos.

El documento recopila los tuits publicados por Seguí contra el exministro, en los que lo llama «retrasado moral», «cometa», «vagabundo grotesco» o «monstruo», entre otras cosas, además de formular acusaciones sobre su vida privada y utilizar un lenguaje claramente racista. “No cabe duda de que el fin último no es otro que recurrir a los insultos”, explica la jueza María Isabel Maroto.

“Todas estas expresiones de contenido íntimo y sexual por parte del imputado, como él mismo afirmó en el acta de juicio, fueron las que más afectaron su honra al ser difundidas en un medio accesible al público y de la que se ha extraído una mente claramente clara. de la misma, de su lectura, difamatoria y vejatoria, provocando problemas familiares, afectando su vida cotidiana y sus relaciones sociales, todo lo anterior ilustrado, en mayor medida, por fotografías y videos del imputado que permiten una rápida identificación del destinatario”, el estados de la oración.

Insultos “reflexivos” y con el apoyo de sus seguidores

L’ordonnance confirme que les expressions utilisées par Seguí visent à « porter atteinte à l’honneur » d’Ábalos, que « la critique d’une personne publique est excessive » et qu’elles ne peuvent être attribuées à l’« échauffement d ‘un debate «. Por el contrario, la jueza entiende que los insultos se pronuncian «por acto reflejo» y «en la tranquilidad de su cuenta de Twitter, donde encuentra el apoyo de la mayoría de los seguidores que hablan al respecto».

En el momento del juicio seguía teniendo 179.000 seguidores en esta red social. El juez señala que estos mensajes (con miles de «me gusta», cientos de retuits y decenas de citas) «no tuvieron ningún impacto especial» dado el volumen de suscriptores, aunque extienden su alcance más allá de la red. “La difusión a tener en cuenta es mucho mayor”, añade.

El demandante reclama 40.000 euros de indemnización. La sanción reduce la multa a los citados 6.000 euros «por no estar acreditado que el imputado obtuviera una ventaja económica o un beneficio con la difusión de las manifestaciones realizadas».

Además de la indemnización económica, el juez condena en costas a Seguí y ordena tanto el borrado de los tuits como la publicación de la propia sentencia en la cuenta de Twitter de la ultraderecha en los cinco días siguientes a su firmeza. De momento, Seguí tiene 20 días para apelar.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *