Guía para papás y mamás: cuándo acudir a urgencias con niños con bronquiolitis y cuándo no

Comment

Ultima Hora

Las urgencias pediátricas se han colapsado en casi toda España. “Se están rompiendo récords históricos de niños atendidos”, dice el doctor David Andina, pediatra de urgencias en Madrid, quien insiste en que los tiempos de espera aumentan. Los pisos de los hospitales y las unidades de cuidados intensivos para niños también están llenos. El virus sincitial respiratorio (VSR) normalmente produce una epidemia anual de noviembre a marzo, con un pico a mediados de diciembre. Este virus provoca bronquiolitis, que es la causa más común de ingreso en niños pequeños. Es la tormenta perfecta, por eso se recuerda a todos los pediatras la vital importancia de mantener a los niños alejados de las personas con síntomas respiratorios. Se deben tomar precauciones (e higiene) especiales con los bebés menores de un año.

Al menor síntoma de tos, vómitos o fiebre, muchos padres y madres, especialmente los compradores primerizos, tienen miedo. ¿Deberíamos ir al hospital? La Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP) dispone de un documento en forma de semáforo para orientar a los padres. El color verde se utiliza para especificar que no hay ninguna urgencia y que simplemente se puede solicitar una consulta con el pediatra del centro de salud. El ámbar es para los síntomas que requieren una visita a la sala de emergencias. Y el rojo, para situaciones en las que necesites llamar al 112 o acudir «inmediatamente» al hospital.

1. No acuda a urgencias si…

Si su hijo está tosiendo o tiene secreción nasal pero no tiene dificultad para respirar, no necesita ir a la sala de emergencias. Solo tienes que pedir cita en el centro de salud con tu pediatra. Lo mismo se debe hacer si vomitas de vez en cuando o te duele el estómago (no mucho) y el dolor va y viene. Si has observado manchas en la piel, pero desaparecen al presionarlas, no hace falta que acudas a urgencias.

2. Vaya a la sala de emergencias si…

Si tu hijo tiene dificultades para respirar (se le marcan las costillas o lo hace muy rápido o con un silbido) es recomendable acudir a urgencias. Lo mismo si es un bebé menor de tres meses y tiene fiebre (38 grados o más). El Dr. Andina recuerda que en este grupo de edad una temperatura axilar o rectal de 38 ºC o más abre la posibilidad de una infección bacteriana y que es necesario realizar un análisis de sangre y orina. Para el resto de edades, si la fiebre es superior a 40,5 ºC (tomada con termómetro axilar, y no frontal, que puede sobreestimar la fiebre), también hay que acudir a urgencias. Lo mismo es cierto si su bebé de un mes vomita persistentemente después de todas las comidas. Y también si aparecen manchas rojas en tu piel y no desaparecen al presionar con el dedo.

3. Vaya a la sala de emergencias inmediatamente si…

Además de las dificultades respiratorias graves, la persistencia de la fiebre y la aparición repentina de manchas en la piel, la SEUP de incendios te recuerda que llames al 112 o acudas a urgencias inmediatamente si el niño presenta mal color de piel (azul o grisáceo), así como movimientos anormales (convulsiones) o falta de respuesta a los estímulos. El mismo tiene una herida profunda con sangrado que no se detiene después de aplicar presión durante 10 minutos o si se desmaya después de golpearse la cabeza.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *