«No es un fichaje más. Su vuelta es un símbolo»: Así se cocina desde hace meses la vuelta de Semper

Comment

Ultima Hora

El fichaje de Borja Sémper como portavoz de la campaña electoral del PP finalizó durante una comida a solas con Alberto Núñez Feijóo en un restaurante madrileño en diciembre. La incorporación era conocida desde ese momento por un reducido número de personas, incluido el núcleo duro del presidente nacional (algunos miembros del comité de dirección lo supieron directamente durante su comparecencia en Génova este lunes) y la orden era no desvelarla bajo ningún concepto. pretexto. circunstancias hasta el inicio del año electoral oficial El regreso del exministro Íñigo de la Serna, que coordinará el programa electoral de la asamblea de mayo, ha hecho saltar algunas alarmas. Había otro regreso inminente.

Y pese a que el nombre del ex portavoz del Parlamento Vasco salió a relucir en las conversaciones internas de los líderes populares a lo largo del domingo e incluso hace unos días, nada parecía confirmarse. Otro secreto guardado bajo llave por la dirección gallega que solo fue desvelado cuando apareció en la sala de prensa de la sede del partido. La imagen hablaba por sí sola. Feijóo lo acompañó y se presentó antes de dejar espacio.

Antes de la última comida de diciembre, hubo otras reuniones con el chef. También en la sede de Génova con todas las precauciones posibles. En realidad, el ‘homecoming’ de Borja, como dicen en la dirigencia conservadora, venía cocinándose en los últimos meses. Los contactos con la firma Feijóo también eran constantes y había que encontrar la “ventana de oportunidad”. Que Semper tenía una puntilla que convenció a ambos bandos.

Ahora, con el anuncio oficial, algunos dirigentes aseguran que el 30 de noviembre, durante la presentación de la última novela de Esteban González Pons (en la que el actual vicesecretario reunió a todos los PP de Mariano Rajoy, incluido Sémper), solo quedaban unos pocos. para cerrar los flecos. Pero ya estaba hecho.

«Una prioridad desde la llegada de Feijóo»

En el entorno de Feijóo aseguran que el regreso del exdirigente vasco era una prioridad para el nuevo líder. «Siempre estuvo claro que lo quería de regreso. Desde el primer día”, zanjan. La realidad es que Semper, quien ocupó un cargo relevante como director de relaciones institucionales en la firma consultora Ernst & Young, también pensó en regresar a la política. nada más Feijóo fue elegido presidente del PP.

Su marcha en 2020 no tuvo otro motivo que fuertes desfases con la línea dura seguida por Pablo Casado y también por Teodoro García Egea. No tenía afinidad con ellos y dejó de sentirse representado en su propio partido.

En el PP, su llegada (también la del exministro de La Serna y la posible incorporación de otros activos a distintos niveles, como a través de la Fundación Concordia y Libertad) se vive como un revulsivo por el inicio del año electoral. Un curso en el que el PP siente que lo juega todo porque aspira a que las elecciones autonómicas y municipales sean un trampolín directo a la Moncloa. Este es el objetivo del paso adelante de Feijóo y si no pasa todo volveremos a un punto de partida. A partir de entonces, su intención es poner toda la carne en el asador, hasta el punto de que su equipo trabaja activamente desde el pasado mes de mayo para recuperar a exdirigentes que abandonaron el PP y «quién no debió irse», zanja.

Lo de Semper, insisten, “es un símbolo”. “No se trata de un fichaje más. Su regreso es un mensaje en sí mismo por todo lo que representa”, repiten en la sede del PP. Los momentos de su incorporación fueron decisivos y, de hecho, el vasco ya comunicó a su empresa un hace mucho tiempo que la idea estaba en su mente y que no podría volver a la política por mucho tiempo.

En Génova necesitaban un portavoz

Aunque se valoraron distintas opciones, en el entorno de Feijóo reconocen que una portavocía era el plan A. Entendían que su principal valor es el comunicativo y que le pusiera voz y rostro al partido encajaba con lo que se le da bien él y lo que necesitaba la formación. Tal y como ha anunciado este periódico, entre los diversos cambios que se producirán en las próximas semanas en Génova (como la ampliación del comité de dirección) también se encuentra el refuerzo de los portavoces.

La sensación en Génova es que faltaba una voz potente en las ruedas de prensa del lunes, independientemente de que el portavoz siga rotando. Los temas económicos los comunicará Juan Bravo, si hay problemas institucionales de primer orden, podría aparecer González Pons como en otras ocasiones. Tal como lo hace Cuca Gamarra en el Congreso cada semana o lo puede hacer Elías Bendodo como jefe de campaña. El que fuera brazo derecho de Juanma Moreno en Andalucía actuó en cierto modo como portavoz nacional, ya que esta figura no existe en la dirección actual.

Pero su perfil tampoco responde a los objetivos del partido, y la dirigencia coincide en la necesidad de la repulsión. Con la puesta en marcha del comité de campaña y todo el PP centrado en las elecciones de mayo, se ha abierto la puerta a esta figura: un portavoz de campaña que tendrá muchas oportunidades para presentarse. Y no solo.

En el partido insisten en que habrá otras voces vinculadas al PP, aunque no tengan escaño en la sede de Génova. Todas las miradas están por tanto puestas también en la fundación Concordia y Libertad que Feijóo quiere reactivar tras la marcha de Adolfo Suárez Illana y en la que aspira a incorporar a otras personas que han pasado por el partido.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *