Ganador etapa 13 Giro d’Italia 2023: Einer Rubio

Comment

Ultima Hora

El colombiano Einer Rubio ofreció un bonito regalo a Movistar con la victoria de la decimotercera etapa del Giro de Italia entre Le Châble y Crans-Montana, cortada al km 74,6 por el mal tiempo, en la que los favoritos no se presentaron y los general intacta con el británico Geraint Thomas (Ineos) con la maglia rosa.

Einer Rubio (Chiquiza, 25), se llevó su primera victoria en el World Tour con un comportamiento inteligente en la subida a Crans Montana, donde se pegó a la rueda del francés Pinot y del ecuatoriano Jefferson Cepeda para afirmar la escapada y ambos terminaron en meta, con la ley del mínimo esfuerzo.

El ciclista boyacense, que se presentó en sociedad al ganar una etapa del UAE Tour, atacó a 200 metros del final, abrió un pequeño hueco y aún tuvo tiempo de recrearse con los brazos en alto, celebrando la victoria obtenida con un tiempo de 2 horas. 16.22. Por detrás, bastante frustrado tras mil embestidas, Pinot, segundo, y más atrás Cepeda. Los tres grandes protagonistas de la jornada.

El grupo de favoritos no se ha movido en todo el día. El Ineos de Thomas marcó la pauta y el Jumbo de Roglic estuvo de acuerdo, así que llegaron a la meta tal y como salían de Le Châble: juntos. El general no se movió. El galés sigue de rosa con 2 segundos de ventaja sobre el esloveno y 22 sobre el portugués Joao Almeida (Emiratos Árabes Unidos).

Salida explosiva y escape

El día estuvo paralizado dos veces, primero por nevadas y luego por lluvias torrenciales. En la salida, reunión de corredores bajo el aguacero y traslado a suelo suizo para comenzar una etapa que tenía prevista la terrible subida al Gran San Bernardo, y que finalmente redujo las expectativas iniciales a un tercio del recorrido inicial.

Quedan dos puertos en el menú 100% suizo, Croix de Coeur (15,5 km al 8,6%) y el de meta, Crans Montana (12,9 km al 7,2%). La salida se dio en Le Châble, localidad situada bajo la estación de esquí de Verbier. El esperado duelo entre Thomas y Roglic se ha comprimido a un minúsculo, pero suficiente escenario.

A las 15:00 horas el pelotón dispara la Croix de Coeur. Múltiples ataques, nerfs y muchos corredores interesados ​​en abrir una brecha. Cuatro hombres iban por delante: el colombiano Einer Rubio de Movistar, el francés Pinot, el ecuatoriano Cepeda y el canadiense Gee.

Pinot coronó en cabeza al puerto situado a 2.100 metros sobre el nivel del mar, acercándose un paso más a su meta del maillot serrano. El grupo principal, remolcado por el Ineos de Thomas y con el Jumbo de Roglic al volante, pasó la parada a los 2 minutos. De momento, pacto de no agresión, la calma espera a Crans Montana.

información precio

La renta aumentó en la bajada y en el llano de 20 km al pie de Crans Montana, donde el cuarteto escapado contaba 3 minutos a 13 de la meta. Pinot, fiel a su estilo, saltaba hacia delante, con aceleraciones cortas que no dejaban escapar a sus rivales. El francés se volvió loco, obsesionado con la victoria de etapa, con un 5-6 de ataques estériles.

Pinot no ha dejado de atacar, ni de reprochar a Cepeda, sobre todo, sus pocas ganas de colaborar. Rubio recibió pocas peleas del francés, ya que tuvo suficiente para pelear de atrás hacia adelante. Era imposible que alguien se destacara. Todo estaba muy controlado.

Los mismos Rubio y Cepeda lo intentaron, pero Pinot tampoco les permitió dejarlo plantado. Mientras el francés y Cepeda discutían, Rubio se reservaba las fuerzas para el momento oportuno, con calma hasta la meta.

Los dados estaban echados: solución al sprint. Con la línea a la vista, Cepeda atacó primero sin mucha convicción, por lo que la frágil figura de Einer Rubio pareció, en una demostración de poder, reclamar su primera gran victoria con bastante facilidad.

«Pinot y Cepeda estaban bien, pero les dejé jugar mi estrategia y todo salió perfecto». La táctica de la paciencia y la táctica correcta dieron gloria a las filas del Movistar con Einer Rubio. El más inteligente.

Este sábado será la decimocuarta etapa entre Sierre y Cassano Magnago, de 194 km. Día de puerto con la ascensión del Passo del Sempione (1a, 19,9 km al 6,6%). Los últimos 100 km son completamente llanos. Los velocistas que superen la subida tendrán una voz y un voto.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *