28-M Madrid | Ayuso acude a la política nacional para atacar a la mayoría absoluta frente a una izquierda desunida

Comment

Ultima Hora

La Comunidad de Madrid ha sido uno de los refugios del Partido Popular durante 28 años, durante los cuales la Puerta del Sol ha sido habitada por sucesivos presidentes populares, y la variedad de encuestas publicadas apuntan a que después del 28 de mayo seguirá siéndolo. Los partidos que se enfrentan por la izquierda a Isabel Díaz Ayuso, Más Madrid, PSOE y Podemos, cada uno tiene su batalla y la suma de sus votos no parece suficiente para destronar a la líder popular.

Pero aunque añadieran más, el PP tendría el comodín de Vox, cuyo apoyo puede tener un precio u otro, pero difícilmente será tan caro que el PP no pueda compensarlo si de él depende un nuevo Gobierno conservador. . Para Vox Madrid podría ser un baluarte y con proyección para las próximas elecciones generales si consigue doblar el brazo de Ayuso y entrar en el Gobierno regional, pero el presidente madrileño hará todo lo posible por evitarlo. En el PP, que reconoce que es complicado conseguir la absoluta con la que sueñan, creen que Rocío Monasterio tampoco se atreverá a votar contra Ayuso: «¿Vas a dejar Madrid en manos de la izquierda?».

En 2021, en una candidatura en la que solo resultó elegido el gobierno comunitario y no los municipales, el PP arrasó en toda la región, ganando en todos menos dos municipios, pero acababa de perder las elecciones de 2019. La coalición con Ciudadanos salvó entonces a los populares y fue allí donde empezó a perfilarse la figura actual de Isabel Díaz Ayuso.

El mapa municipal producido en 2019 ya no se distribuye. El PP gobierna hoy en 86 municipios y el PSOE, con fuerte presencia en el cinturón sur de la región, en 59. Vox obtuvo representación en todos los municipios de más de 50.000 habitantes y en esta convocatoria ha logrado presentar listas en los 179 municipios de la región. No ocurre lo mismo con Más Madrid y Podemos, conjuntos que trasladaron a Madrid la tensión entre Yolanda Díaz y la dirección nacional de Unidas Podemos, haciendo saltar por los aires varios pactos básicos.

Los partidos de izquierda luchan por recuperar los votos de los bastiones socialistas que en 2021 se cruzaron en el camino del PP. Mónica García ha situado por primera vez a Más Madrid como principal fuerza progresista y su objetivo el 28 de mayo es consolidar este liderazgo. Pero con las elecciones municipales en juego, el riesgo es que los alcaldes socialistas alarguen el voto a favor de su candidato autonómico, Juan Lobato. La candidata de Podemos, IU y Alianza Verde, Alejandra Jacinto, lucha por la supervivencia de su partido, cuyas encuestas no garantizan su representación en la Asamblea.

En la Comunidad de Madrid, el resultado de las urnas no dependerá necesariamente de la gestión del PP durante estos cuatro años. La estrategia de la presidenta autonómica frente al resto de candidatos es ignorarlos la mayor parte del tiempo, situarse al nivel de la política nacional, y con ello buscar una afinidad no con su liderazgo sino con lo que ella Representa: la oposición a Pedro Sánchez. El antisanchismo como slogan de campaña. “En Madrid, los ciudadanos consumen mucha información nacional”, explican diversas fuentes del PP para justificar su forma de abordar los temas. Por algo, Bildu ha estado todos los días en boca de Ayuso desde el inicio de la campaña, al margen de sus creencias.

Consciente de que la batalla nacional por Ayuso crece, la izquierda trata de llevar el debate de vuelta a la región. «Madrid, Madrid, Madrid», repiten Mónica García y Juan Lobato. Pero ni el aumento de las listas de espera de la sanidad pública, que pasaron de 619.302 personas en mayo de 2019 a las 882.878 de hoy, según datos de la Comunidad de Madrid, ni las polémicas en torno a las condiciones de los centros para la tercera edad o el precio de la vivienda, no aspectos en los que insiste la oposición, parecen perjudicar las previsiones electorales de Ayuso.

En el Ayuntamiento de Madrid, las encuestas indican que el candidato popular, José Luis Martínez-Almeida, también será el más votado en la capital, sin embargo, las mismas encuestas indican que aquí la batalla es más reñida porque la diferencia entre la suma de los partidos en la izquierda y las de la derecha son más estrechas.

Begoña Villacís sobrevive, según la CEI preelectoral, y Ciudadanos se convierte en el partido decisivo. Sin embargo, esta representación desaparece en las encuestas internas de los partidos, cualquiera que sea su signo político. Además, en el PP recuerdan que históricamente nunca ha habido tanta diferencia entre los resultados de su partido en la comunidad y en el ayuntamiento como ahora indican las encuestas y están seguros de que ‘Almeida se acercará a la mayoría absoluta.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *