Final Euroliga | El Madrid se siente capaz de todo ante el Olympiacos en la final de la Euroliga

Comment

Ultima Hora

El Real Madrid vuelve este domingo a la final de la Euroliga en Kaunas como hace un año en Belgrado, convencido de su solidez y decidido a levantar un trofeo más y sumarlo a la decena de títulos que ya brillan en su palmarés. Enfrente, en el impresionante Zalgirio Arena, se enfrentará al Olympiacos (19.00 horas, día), equipo que aplicó con manu militari durante y al que las apuestas dan como favorito. Poco antes, Barça y Mónaco se enfrentarán por el tercer puesto (16:00 horas) en un partido que se ha convertido casi en una penitencia.

“Seguimos buscando nuestra oportunidad y estamos a solo una victoria del título. Estamos cerca de la final, nuestro objetivo es muy claro y este tipo de adversidades nos han hecho más fuertes”, aseguró Chus Mateo, entrenador del Madrid, en las horas previas al partido, una final que enfrentará a dos de los grandes clubes del baloncesto. con un balance favorable de 2-1 ante los blancos, que levantaron su último título en 2015 en Madrid.

Tavares como referente

Crecido en la adversidad tras superar el playoff ante el Partizán con una derrota por 0-2, fortalecido anímicamente tras vencer en semifinales al Barça pese a las importantes bajas con las que llegó a Kaunas, las de Yabusele, Deck y Deck, el Madrid se siente capaz de nada a estas alturas de la competición, aferrados al carácter resiliente de la entidad, en el momento dominante de Edi Tavares, la pieza central que les llevó a la Final Four (20 puntos, 15 rebotes, 4 tapones, 9 faltas forzadas y una valoración de valoración). del 39), y la inestimable experiencia de sus veteranos, tanto Sergio Rodríguez, como Llull y Rudy, a quien Chus Mateo delegó el mando de la semifinal ante el Barça en los últimos ocho minutos.

“Ganar o perder es parte del juego, pero dejar el alma es parte de nuestra historia y de nuestro club”, proclamó Mateo durante la rueda de prensa oficial del torneo, junto al entrenador del Olympiacos Georgios Barztokas y el base griego Kostas Sloukas, asintiendo con la cabeza. consciente de la increíble batalla por delante.

“Están ahí a pesar de las grandes ausencias, ganaron al Partizán y ayer ante el Barça demostraron las posibilidades que tienen y su talento. Ya sabemos que en una final nada es fácil”, recuerda el exbarcelonista Bartzokas, que llevó a la gloria al Olympiacos por última vez en Estambul en 2013, precisamente ante el Madrid.

estilo propio

En El Pireo, Bartzokas logró construir un bloque sólido y competitivo, que nunca se rinde y que está encarnado por dos jugadores griegos: el líder Sloukas y el delantero Papanikolau, aunque estas virtudes también las encontramos en el MVP de esta temporada: Sasha Vezenkov, un ex azulgrana, igual que Papanikolau, que no llegó a materializarse en el Palau.

A diferencia del Barça, el Olympiacos también cuenta en sus filas con un 2,20: Moustapha Fall, lo que sugiere una espléndida batalla en el área. «Fall me lo va a poner muy difícil. Pero yo me siento bien. Hace las cosas como yo, va a ser un placer jugar contra él», remarcó Tavares, que dijo no sentirse la pieza clave del Madrid, pero sí un importante desde hace mucho tiempo. «Tenía muy claro lo que tenía que hacer. Mi trabajo principal es la defensa y el ataque es un regalo para mí, porque muchas veces no es necesario que intervenga, porque tenemos mucho talento en ataque», dijo.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *