LaLiga Santander | Empate en un derbi con mayor superioridad del Sevilla ante un Betis más tacaño

Comment

Ultima Hora

Sevilla y Betis empataron 0-0 en un derbi muy disputado e intenso, con pocas ocasiones de gol y mayor superioridad del Sevilla, que, con muchos cambios en su once por el desgaste de su partido ante la Juventus en el que triunfó en el pase de su séptima final de la Europa League, expuso más que su eterno rival, desconocido, más tacaño en ataque y que no remató ni un solo tiro a portería.

Tras una primera parte más equilibrada y sin ocasiones claras, el duelo sevillano acabó «caliente» por la expulsión en el minuto 87 de Juan Miranda del Betis, tras una dura entrada a Jesús Navas, aunque el Sevilla, más ambicioso, no pudo pasar por alto. él. el empate al no rozar la portería ante un Betis que da otro pasito más para asegurar su tercera presencia consecutiva en Europa.

Ambos conjuntos llegaban en el momento justo para un duelo de Caín sevillano con sabor europeo y siempre caracterizado por la tensión, el nerviosismo, la pasión y la incertidumbre. el Sevilla, con más desgaste físico desde el choque del jueves ante la Juventus pero con la euforia de alcanzar su séptima final de la Europa League; y el Betis, tras dos victorias consecutivas en el peso (0-1 en Bilbao y 3-1 ante el Rayo) y con la posibilidad de certificar su tercera presencia consecutiva en Europa.

En el Betis, sexto con 55 puntos, a 4 del quinto (Villarreal) ya 10 del cuarto (Real Sociedad) con un partido menos, el chileno Manuel Pellegrini hizo tres cambios en la goleada al Rayo, dos presumidos como el italobrasileño Luiz Felipe. y Borja Iglesias arriba, por Edgar y Willian José, y la sorpresa del lateral izquierdo brasileño Abner por Miranda.

El técnico José Luis Mendilibar, gran artífice del resurgimiento del Sevilla con 8 victorias, 3 empates y 1 derrota en total -5 triunfos en los últimos seis partidos ligueros-, ha revolucionado su once con ocho cambios respecto al que ha sellado su pase a la final de la Europa League, incluido Rafa Mir por el marroquí En-Nesyri. Sólo el serbio Gudelj desde la central y los medios Óliver Torres y el croata Ivan Rakitic repetían, y reservaban, entre otros, a Navas, Badé, Acuña, Fernando, Bryan Gil u Ocampos.

El derbi arrancó con intensidad, pero sin peligro en las superficies, como si los dos equipos, muy desconfiados, no quisieran correr más riesgos de los necesarios. Con mucho respeto entre ellos, los jugadores del Sevilla quizás tenían más posesión de balón, pero sin profundidad, mientras que en el Betis es lo mismo.

Los verdiblancos, con el argentino Guido Rodríguez y el portugués William Carvalho al mando además de Canales, pero todos más centrados en la contención que en otra cosa, prefirieron detenerse y tapar espacios antes que atacar de verdad. Y es que casi siempre ha primado la cautela en ambos equipos, salvo una acción más vertical de dos «versos sueltos», uno para cada bando: el senegalés Pape Gueye en los nervionenses y el brasileño Luiz Henrique entre los heliopolitanos.

Más allá de algunos intentos de tiro frustrados, como el de Borja Iglesias tras un córner que no llegó a ninguna parte, o un disparo alto del argentino Papu Gómez para el Sevilla pasado el primer cuarto de hora, el escenario conservador de los dos equipos seguía imponiéndose. con una lucha feroz por cada balón, pero sin ocasiones de gol en una primera parte plana y gruesa.

Con dos equipos disciplinados y temerosos de no perder el sitio y dar escapatoria al rival, lo mejor fue un tiro raso de Rafa Mir a cuatro minutos del descanso, tras un soberbio centro de Óliver Torres, al que respondió con una gran chilena Claudio. Bravo atajó, aunque la acción fue anulada por un claro fuera de juego del cartagenero.

En la reanudación, el equipo de Nervión parecía salir con algo más de intensidad, con más chispa y con una presencia relativamente más ofensiva, ante un Betis que seguía sin preocupaciones, con Carvalho, Canales, Ayoze o Rodri, entrados en el descanso. para Luis Henrique, más avergonzado de lo normal, aunque apenas hubo grandes sobresaltos en las zonas.

Los sevillistas, sin mostrarse ni ser claros en ataque, intentaron con remates de Mir y Papu Gómez al costado de la red de la portería de Bravo, que también vio cómo Papu Gueye remataba alto en otra llegada o el argentino Lamela no lograba conectar un centro de Telles con la cabeza, así como una acertada intervención en un tiro lejano de Suso, que sustituyó un ‘tocado’ de Óliver Torres al poco del descanso, y otro de Lamela en el rebote.

El Betis, en el que Juanmi y Paul entraron por los desaparecidos Borja Iglesias y Carvalho ante las discretas actuaciones de los visitantes -después Miranda y un abucheado Joaquín lo hicieron por Abner y Canales-, siguió sin carburar y decepcionado por no ser el ambicioso y vertical del equipo. otras citas, hasta el punto de que no remató ni una vez en portería.

Mendilibar también dio un paso hacia la profundidad, metiendo más pólvora con En-Nesyri y Bryan Gil, primero, luego Jesús Navas y el argentino Acuña para Mir, Papu, Montiel y Telles, aunque el Sevilla no encontraba la manera de traducir su dominio en nada más, aunque fue el que más cerca estuvo de la portería con ocasiones de Lamela, Pape Gueye y En-Nesyri.

El Betis disputó diez minutos con un hombre menos, incluida la prórroga, cuando Miranda fue expulsado con roja directa en el minuto 87 después de que el colegiado sacara la amarilla por una dura entrada a Navas y, amonestado por el VAR, corrigiera tras ver la acción. en la pantalla al pie del campo, pero el Sevilla no aprovechó esta circunstancia. Al final, reparto de puntos en el Pizjuán.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *