Los indecisos PSC y ERC vencerán en el triple empate entre Collboni, Trias y Colau

Comment

Ultima Hora

Barcelona sigue buscando alcalde o alcaldesa a menos de una semana de las elecciones municipales más reñidas de la historia. El último sondeo ante el obsoleto silencio demoscópico impuesto por la ley electoral mantiene en entredicho el futuro político de la ciudad, que quedará en manos de una no menos histórica bolsa de indecisos. Tres de cada 10 barceloneses aún no saben por quién votarán el próximo domingo, y de qué forma dependerá esa balanza de si se rompe el triple empate entre Jaume Collboni, Xavier Trias y Ada Colau.

Cualquiera de estos tres alcaldes puede ganar el 28-M, según la encuesta del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, del grupo Prensa Ibérica, elaborada a partir de 755 entrevistas entre el jueves y el sábado de la semana pasada, mientras una campaña marcada por debates como vivienda, okupación, seguridad e incertidumbre sobre futuros pactos postelectorales traspasó el ecuador.

En este contexto, Collboni registra una mínima ventaja de solo seis décimas sobre Trias y 1,9 puntos sobre Colau, pero los tres se mueven en torno a 11 asesores. El PSC ganaría las elecciones con el 21,9% de los votos y 11-12 concejales (ya tiene 8), mientras que Junts ganaría con el 21,3% de los votos y 10-11 concejales (ya tiene 5). El tercer competidor, Barcelona en Comú, conservaría el 20% de los votos y también 10 a 11 concejales (actualmente tiene 10). Ernest Maragall se retiró de la carrera, que con el 13% de los votos obtendría 6-7 concejales (ahora tiene 10). ERC pasaría de ganar en las urnas en 2019 al cuarto puesto. La brecha entre las tres principales fuerzas se ha reducido de cuatro a dos puntos desde la encuesta anterior de GESOP en enero.

Si estos resultados se dieran dentro de una semana, la compleja gobernanza de Barcelona tendría un protagonista imprescindible: el PSC. En caso de victoria, Collboni vería allanado el camino hacia el ayuntamiento porque sería difícil forjar una alianza alternativa que sumase los 21 concejales necesarios para derrocarle ante el veto explícito entre Trias y Colau.

Y si gana Junts, los votos socialistas serían decisivos para alcanzar esa mayoría absoluta en el concejo municipal, bien de la mano de Trias, bien de la mano de Colau. Collboni podría incluso ser alcalde finalizando segundo si acepta un trato con el tercero para destronar al primero. De hecho, estos resultados reducirían la capacidad de ERC y el PP para influir en la candidatura.

Para deshacer el triple sorteo entrará en juego el 27,8% de indecisos que refleja la encuesta (unos 320.000 barceloneses), un porcentaje cuyo reparto no es homogéneo entre los cuatro partidos. El PSC y ERC todavía tienen un 30% de votantes (unos 45.000 en cada caso) que no garantizan su apoyo, mientras que en las circunscripciones de Barcelona en Comú y Junts la indefinición ronda el 22%. La primera conclusión de esta diferencia es que Colau y Trias han movilizado más a sus anfitriones, por lo que si Collboni no logra despertar a su equipo, su leve ventaja actual podría tornarse a favor de sus rivales.

El viento que sopla a favor del PSC es el que viene de la diáspora de Ciutadans. Los socialistas ya han atraído al 12% de los que votaron a Colau en 2019 y al 14% de los que votaron a Manuel Valls, pero aún pueden pescar en la zona de pesca más disputada de todo el consistorio, el 42% de votantes de Cs que están indecisos (alrededor de 42.000). Collboni es el primer destino de los exvotantes del Partido Naranja, aunque muy cerca están Vox (13%) y Junts (11%).

Trias no solo registra la mayor fidelidad de voto (65%) de todos los candidatos, sino que absorbe tanto el 14% de los votantes de extrema derecha como dos de cada 10 votantes de ERC, la mayor fuga de todo el consistorio y que explica la caída de Maragall. De hecho, los alcaldes de Junts y ERC retroceden respecto a la papeleta del GESOP del pasado mes de enero, cuando el exalcalde de CiU aún se beneficiaba del efecto favorable que producía su vuelta a la política y empezaba a erosionar las opciones del candidato republicano. Desde entonces, Trias ha bajado siete décimas y Maragall ha bajado 2,8 puntos.

Por el contrario, Colau y Collboni han mejorado sus expectativas en los últimos cuatro meses: el candidato del PSC ha ganado 1,2 puntos y el actual alcalde ha ganado 2,2 puntos, lo que compensa la sangría de votos a los socialistas al captar uno de cada 10 votantes de la CUP. . Colau lidera en intención de voto directo (voto sin “cocinar”), tres puntos y medio por delante de Collboni y Trias, diferencia que se triplica desde enero.

En un escenario tan extremadamente igualado, la participación será, junto a los indecisos, el otro dato clave del próximo domingo. El GESOP estima que la participación electoral rondará el 58% del censo, lo que supondría una caída de ocho puntos respecto al 66% que votó en 2019. Tres de cada cuatro encuestados (76%) afirman que irán a votar, dos puntos más que en enero, y el porcentaje de votantes que consideran importantes estas elecciones también ha aumentado ligeramente (79%). Lo que ha aumentado considerablemente es la percepción de que Colau será el ganador, en lo que cree uno de cada tres votantes (34%), 20 puntos más que en enero, cuando Collboni estaba en lo más alto de este «ranking».

El resultado de la diáspora de votantes de Manuel Valls también arrojará luz sobre la batalla que libran PP, Ciutadans, Valents y Vox para hacerse un hueco en el consistorio. Esta fragmentación probablemente frenará el ascenso de los partidarios populares de Daniel Sirera, que con el 5,8% de los votos obtendrían 2-3 concejales (ahora tienen 2) y tendrían que compartir espacio con la ultraderecha.

Vox, con el 5% de los votos, está al borde de la barrera electoral que le daría acceso por primera vez al consistorio con 2 alcaldes. Aparte de eso quedarían la CUP, Valents y Cs. Los anticapitalistas se quedan en ocho décimas del umbral, mientras que el partido naranja no llegaría ni al 2% y se hundiría del cuarto al noveno puesto. Vox tiene gran fidelidad de voto (64%), pocos indecisos (15%) y compensa la huida a Junts (14%) con el apoyo que le quita a Cs (13%) y PP (11%). Los populares son, tras Cs, el partido con más indecisos (34%).

Ficha técnica

-Técnica de investigación: Entrevistas telefónicas asistidas por ordenador (CATI).

-Ámbito del estudio: ciudad de Barcelona.

-Población diana: Población mayoritaria, residente, empadronada y con derecho a voto en la ciudad de Barcelona.

-Tipo de muestreo: Estratificado por distrito con distribución proporcional. Selección aleatoria de los individuos a convocar teniendo en cuenta cuotas cruzadas de sexo y edad según la distribución real de la población estudiada.

-Número de entrevistas: 755 entrevistas.

-Margen de error: bajo el supuesto de más en universos infinitos, una incertidumbre estadística máxima (p=q=0,5) y un nivel de confianza del 95%, el margen de error varía de ±3,3% a ±4,0%.

-Trabajo de campo: Del 18 al 20 de mayo de 2023.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *