Aprende a ser un mejor hombre a través de Whatsapp

Comment

Ultima Hora

Aprende a ser un mejor hombre en 30 días y vía WhatsApp. Esta es la filosofía de Hablemos entre Patas, un programa para hombres impulsado por el Gobierno de Perú y que utiliza la mensajería instantánea para promover masculinidades saludables, prevenir la violencia de género, respetar el consentimiento en las relaciones sexuales y promover la corresponsabilidad en el trabajo doméstico y de cuidados.

El involucramiento de los hombres es clave para lograr la igualdad y erradicar la violencia, por eso los países están comenzando a desarrollar iniciativas para promover masculinidades saludables que dejen de lado los roles de género y las conductas sexuales tóxicas. En esto, la tecnología puede ser una aliada contra el machismo: en España, el Ministerio de Igualdad acaba de anunciar que lanzará una aplicación móvil para registrar las horas de trabajo que hombres y mujeres dedican al cuidado y así fomentar la corresponsabilidad.

En Perú, nos adelantan. El experimento de uso de la tecnología para promover masculinidades saludables se llama Hablemos Entre Piernas y fue concebido en medio de la pandemia del coronavirus. El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables de Perú estaba buscando una manera de bajo costo para llegar a un gran número de hombres, realizar intervenciones de forma remota para fomentar un cambio de comportamiento positivo y reducir la violencia contra las mujeres.

Violencia y consentimiento

Hablemos Entre Piernas es un programa para hombres de 18 a 60 años que viven con su pareja. En él, se invita a los hombres a integrarse a grupos de discusión en los que un coordinador “facilitador” gestiona conversaciones grupales sobre roles de género, plantea diversos retos o desafíos diarios y da pautas sencillas para mejorar el cuidado y el trabajo, la relación, la comunicación con la pareja, la regulación emocional. para el control de la conducta violenta y la comprensión del consentimiento a las relaciones sexuales consentidas.

A su vez, está inspirado en Real Man Challenge, que se lanzó anteriormente en Uganda para abordar los roles de género y el comportamiento violento. Innovations for Poverty Action (IPA) y el Laboratorio de Impacto del Comité Internacional de Rescate (IRC), que originalmente desarrollaron Real Man Challenge, se encargaron de adaptarlo también en Perú, con la ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo y The Abdul Latif. Laboratorio de Acción contra la Pobreza de Jameel (J-PAL).

“Hablemos entre piernas es una intervención basada en las ciencias del comportamiento que aprovecha la plataforma móvil de WhatsApp para ofrecer contenidos sobre masculinidades saludables a hombres adultos que conviven con su pareja durante 30 días”, explica a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, desde del grupo Prensa Ibérica, el director de la API para Perú, Paraguay y República Dominicana, Sergio de Marco.

Y, cómo funciona ? Todos los días, los participantes reciben ejercicios para practicar con sus parejas y se comparten historias de situaciones de la vida real de otras relaciones, videos y cuestionarios para fomentar la interacción con otros hombres en el chat de WhatsApp. No pueden formar parte del experimento hombres que hayan sido denunciados por violencia de género y que cuenten con una medida cautelar de la víctima.

mejorar el par

La experiencia “se centra en la relación de pareja, en cómo mejorarla y en prestar atención a determinados problemas que se consideran relevantes y que, en muchos casos, pueden desencadenar conflictos y violencia entre los miembros de la pareja. Estos problemas incluyen la comunicación, la gestión del hogar, el cuidado y el respeto en las relaciones íntimas y, en general, el manejo de las emociones”, dice De Marco.

Después de presentar las actividades, se pregunta a los participantes cómo les fue y se les anima a compartir sus experiencias con otros (los grupos son de 50 hombres). Además de los retos, se envían mensajes, consejos, imágenes reflexivas e información sobre las líneas de atención de los servicios del Ministerio de Igualdad. En el equipo de profesionales de esta iniciativa hay psicólogas, expertas en violencia de género y trabajadoras sociales.

Desde su lanzamiento, 1.355 hombres han participado del programa a través de 27 grupos de Whatsapp. “Es importante mencionar que la participación en el programa se detuvo por 30 días. Más del 65% de los participantes han permanecido en el grupo de Whatsapp durante todo el tiempo que duró la intervención”, cuenta el responsable de IPA en Perú.

¿Y qué encontraron los expertos? Si los hombres pidieron ayuda con problemas particulares que tenían con su pareja, preguntaron cómo ponerse en contacto con profesionales expertos en salud mental o buscaron consejos sobre cómo lidiar con los sentimientos de agobio que surgen de la percepción de que él contribuía más a la casa que su pareja. .

Actualmente se están evaluando los resultados de la intervención con base en la información obtenida de las participantes y sus parejas femeninas, la cual será publicada en el segundo semestre.

altas expectativas

“Esperamos que el proyecto haya tenido éxito en la consecución de sus objetivos, aunque somos conscientes de que se trata de una intervención bastante ‘ligera’. Esperamos poder incidir en algunos indicadores relevantes, como la percepción de las relaciones estándar relacionadas con la relación de pareja denunciada. violencia tanto por parte de los hombres como de sus parejas femeninas, mejora de la comunicación dentro de la relación, capacidad de resolución de conflictos y poder de decisión en el hogar, entre otros”, destaca De Marco.

El IRC, por su parte, elaboró ​​un análisis cualitativo a partir de entrevistas a 15 mujeres cuyas parejas formaban parte del programa y en él, dice el portavoz de IPA, se observan «algunas tendencias interesantes», aunque advierte que se deben tomar en cuenta. con cautela, ya que no se puede concluir que sean representativos de la población participante. Entre estos patrones, los hombres comparten más sus sentimientos y se interesan más por los de su pareja; que las mujeres se sientan más seguras para hablar y que las conversaciones se sientan más como negociaciones que como confrontaciones; y que tienen más control sobre las «explosiones violentas».

Otros temas que observaron fueron que los hombres comenzaron a valorar el trabajo que estaban haciendo y reflexionar sobre la carga del cuidado que recae sobre sus hombros; que el dinero se habla abiertamente sin sospechas y que hablar de consentimiento sexual tiene un impacto tanto en hombres como en mujeres, ya que aumenta la autonomía y la confianza de las mujeres para decir no e interiorizan que no deben responder con celos a una mujer negativa.

La tecnología aparece entonces como una herramienta útil para trabajar la masculinidad. “Puedes brindar información, educación y apoyo a hombres y niños en áreas como comunicación afectiva, manejo emocional, resolución de conflictos, consentimiento sexual, igualdad de género, entre otros, además puedes crear espacios donde los hombres puedan conectarse, compartir experiencias y aprender. unos de otros”, dice De Marco.

El director de Innovaciones para la Acción contra la Pobreza de Perú, Paraguay y República Dominicana destaca, sin embargo, que la efectividad de esta tecnología dependerá de cómo se utilice y que las intervenciones se combinen con otros programas y con apoyos más individualizados en los que se abran el diálogo y el trabajo en grupo juegan un papel destacado.

Pide ayuda

El 016 atiende a víctimas de todas las formas de violencia contra la mujer. Es un teléfono gratuito y confidencial que ofrece servicio en 53 idiomas y no deja rastro en la factura. También se ofrece información a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y asesoramiento y atención psicosocial a través del número de WhatsApp 600 000 016. Además, los menores pueden contactar con el teléfono de ANAR 900202010.

Las víctimas de maltrato sordas, hipoacúsicas, ciegas o sordociegas pueden llamar al 016 con el 900 116 016, SVisual, ALBA, Telesor, ATENPRO y la app PorMí. Todos los recursos contra la violencia de género.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *