Elecciones 28M | El sondeo a pie de urna de las televisiones indica una victoria de la derecha en la Generalitat Valenciana

Comment

Ultima Hora

Sí, había un deseo de cambio. Otra cosa es que no se le haya visto. O que no quieres ver. Es cierto que los ciudadanos han agradecido la labor del gobierno de Ximo Puig (así lo han dicho las encuestas de las últimas semanas, una tras otra), pero votando han querido castigar todo lo que represente el socialismo y el podemismo. El sanchismo, en un concepto, aunque aquí no se debe dejar de lado la responsabilidad de los políticos cuando pierden. El peso de la política española ha sido poderoso. Terminó dominando el ambiente electoral. Más de lo que queríamos ver. Esto es lo que podemos concluir con la razón en la mano. Eso debe haber sido. Lo relevante hoy es que el ciclo Botànic ha terminado después de ocho años y que el PP obtiene una amplia mayoría, lo que debería dar la presidencia de la Generalitat a Carlos Mazón, aunque necesitará el apoyo de la extrema derecha. Las Cortes Valencianas están hoy menos multicolores, ya que pierden dos partidos. Será cuestión de cuatro.

La clave, como él mismo se vio cantando, fue Unides Podem, que no llegó a la barrera del 5% y se quedó fuera de las Corts. De la vicepresidencia del Consell a la fuerza extraparlamentaria. No lo esperábamos tras las encuestas de los últimos días, pero al final los ciudadanos dieron la espalda a la formación más radical de la izquierda. El proyecto de Pablo Iglesias está sobre el terreno en la Comunidad Valenciana. Habrá que ver cómo se recupera.

Al contrario, el PP sale propulsado de este 28M. Conquistar la joya de la corona, como no se cansan de repetir los mandatarios genoveses, e imponer el discurso del cambio de ciclo con la mirada puesta en Moncloa y Pedro Sánchez.

El PP dobla los resultados de hace cuatro años, y pasa de 19 escaños a 40, a 80 contados. Devora a Ciudadanos, que desaparece del Parlamento valenciano cuatro años después de casi adelantar al PP con sus 18 diputados. De esta forma, recupera la hegemonía que mantenía desde 1995 y perdió en 2019. Para la mayoría de la gobernabilidad, sin embargo, necesitará de Vox, la alianza postelectoral sobre la que no se pronunció el candidato «popular». durante toda la campaña. La duda que deja la noche es si con esa distancia (diez escaños) de la mayoría absoluta, Mazón puede intentar un Gobierno en minoría con distintos apoyos para sacar adelante proyectos o si acuerda un Ejecutivo de coalición con la ultraderecha.

El PSPV de Ximo Puig crece (pasa de 27 a 32, según el cómputo que da), pero no lo suficiente para mantener la mayoría de izquierda. Compromís y Unides Podem retroceden. Los valencianistas pasan de 17 diputados a 14 y adelantan ligeramente a la extrema derecha. Fue una de las claves de las elecciones y acabó desfavorablemente para Botànic, que se agota en las urnas tras ocho años de gobierno. Joan Baldoví no obtuvo para la coalición los resultados obtenidos por Mónica Oltra.

Unides Podem se hunde tras un periodo de conflictos y tergiversaciones sobre el proyecto de la izquierda del PSOE con la irrupción del proyecto de Yolanda Díaz, que no jugó en las elecciones autonómicas pero cuyos desencuentros con la gestión de Podemos marcaron toda la pre- campaña. También deben dejarse de lado ciertas responsabilidades en la gestión de esta relación.

Vox consigue mejorar los resultados de 2019 con Carlos Flores (pasa del 10 al 13) y se convierte en la clave de un Gobierno presidido por Mazón. El hecho de que fuera condenado en 2002 por violencia de género contra su entonces mujer no tuvo repercusión en las urnas.

Resultados de las elecciones autonómicas del 28M en España

No olvides que el 28M podrás consultar los resultados de las elecciones autonómicas en todos los medios de prensa ibéricos aquí:

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *