Erdogan se mantiene en el poder con su imagen de líder fuerte, pese a la crisis económica

Comment

Ultima Hora

Recep Tayyip Erdogan consolidó su poder tras ganar las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Turquía con el 52% de los votos más disputados en sus 20 años en el poder, aprovechando su imagen de líder fuerte, pese a la difícil situación económica.

El presidente cumplió su tercer mandato -hasta 2014, fue primer ministro- contra Kemal Kiliçdaroglu, el líder socialdemócrata que había aglutinado a buena parte de la oposición y la sociedad turca, desde kurdos e izquierdistas hasta nacionalistas, en lo que parecía el último abandonar el intento de expulsar a Erdogan del poder.

Los mensajes de felicitación de líderes como los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, de Estados Unidos, Joe Biden, de Rusia, Vladimir Poutine, o del primer ministro británico, Rishi Sunak, demuestran, más allá de la cortesía diplomática habitual, la imagen del mundo. líder que Erdogan ha forjado para sí mismo.

Así lo interpreta el politólogo Rasit Kaya, que apunta a este factor como uno de los que explican el enorme apoyo del que sigue gozando Erdogan, a pesar de la crisis económica, la erosión del poder y su creciente autoritarismo.

Erdogan celebra su victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Türkiye

“La clase baja, que sufre principalmente de dificultades económicas, compra su imagen como líder mundial. Creen que Erdogan llevó a Turquía a donde está ahora, como una de las grandes potencias mundiales, al hacer las paces entre Rusia y Ucrania, sin doblegarse. a Estados Unidos y Occidente, y la construcción de una gran potencia militar con avances en la industria de la defensa”, explica este experto.

«No importa si es cierto o no, la gran cantidad de medios oficialistas les hizo creer», explica en referencia al control de la información de que dispone el gobierno, en un país donde la libertad de prensa y el número de encabezados independientes y críticos ha ido disminuyendo durante años.

De hecho, aunque la previsión de muchos analistas era que la elevada inflación, del 45%, y la caída de la lira a mínimos históricos, impedirían otra victoria de Erdogan, lo cierto es que el presidente se ha impuesto claramente entre las clases más desfavorecidas. en las regiones de Anatolia central y del norte del país.

“El alto costo de vida ha impactado negativamente a los pobres y trabajadores, pero el gobierno ha impedido que la ‘olla’ se vacíe por completo con varios programas de ayuda. El gobierno no ha erradicado la pobreza, pero supo manejarla. ”, escribe Aziz Çelik, especialista en políticas sociales.

El bloque opositor ha reconocido la victoria de Erdogan y ahora enfrenta el desafío de mantenerse unido e intentar ganar las elecciones locales dentro de diez meses.

Kiliçdaroglu no hizo alusión a su dimisión ante el principal partido opositor socialdemócrata, el CHP, e incluso trató de sacar un mensaje positivo de la derrota.

“En estas elecciones se manifestó claramente la voluntad del pueblo de cambiar un gobierno autoritario, a pesar de toda la presión. Tuvimos el proceso electoral más injusto de los últimos años”, dijo.

El diario opositor Cumhuriyet señala hoy que las elecciones no fueron justas y que se celebraron con líderes opositores en prisión y con Erdogan utilizando todo el aparato estatal a su favor, mientras se bloqueaba la presencia pública de Kiliçdaroglu.

En una entrevista con CNN, Erdogan respondió a quienes lo acusan de ser un “dictador” que se postuló y ganó la primera ronda de las elecciones del 14 de mayo y la segunda.

En un discurso de la noche de las elecciones, Erdogan dijo a sus seguidores que el próximo objetivo era ganar las elecciones locales, incluida la recuperación de las alcaldías en las principales ciudades como Ankara y Estambul, que su partido islamista AKP perdió en 2019.

Además, insistió en ignorar la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y prometió mantener en prisión a Selahattin Demirtas, exlíder del partido prokurdo e izquierdista HDP, tercero en el Parlamento.

«Las elecciones revelaron la polarización del país. Esta polarización se institucionalizará aún más. Hemos perdido el carácter de sociedad. Es muy probable que la polarización y las nuevas políticas autoritarias continúen hasta las elecciones locales», dijo Selçuk. . EFE Jefe del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Gazi.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *