Estas son (con sus ubicaciones) las 183.040 viviendas prometidas por Sánchez para aumentar la oferta de alquiler en España

Comment

Ultima Hora

El Gobierno se ha comprometido a aumentar la oferta de vivienda de alquiler social y asequible en España. Todos los programas desarrollados y en curso hasta la fecha, así como los prometidos recientemente, suman 183.040 nuevas viviendas, que se pondrán en marcha a través de diferentes planes, según datos de la web del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. .

Ya se han «movilizado» un total de 67.729 viviendas, el 37% de todas las que estarán disponibles. De estos más de 67.000, 10.411 corresponden al Fondo Social de la Vivienda (FSV), 14.000 proceden de la Sareb y los 43.318 restantes pertenecen a diversos programas.

El ejecutivo ha desplegado 15.017 viviendas en la Comunidad de Madrid, la comunidad en la que más proyectos están en marcha. La mayoría corresponden a la Operación Camp, impulsada por la Entité Foncière de l’Etat (Sepes), la empresa pública del Ministerio de Transportes. La segunda es la provincia de Barcelona, ​​con 5.897 pisos, incluidos los planes estatales de vivienda y el plan de recuperación, además de proyectos del Sepes y convenios con entidades locales.

Le siguen Baleares (2.870), Málaga (2.601), Sevilla (2.200) y Valencia (2.124). Por debajo de mil pisos se encuentran Granada (879), Vizcaya (868), Cádiz (856), Las Palmas (806), Alicante (685), Zaragoza (644), Santa Cruz de Tenerife (623), Huelva (596) y Asturias (582).

Albacete, Ciudad Real y Cuenca son las únicas provincias de todo el territorio nacional donde no se creó ningún hogar durante toda la legislatura. Jaén tiene solo seis, mientras que Zamora, Teruel, Soria, Palencia, Melilla, Huesca, Castellón, Cantabria o Ávila no llegan al centenar.

planes estatales de vivienda

El primer programa residencial de la legislatura fue el Plan Nacional de Vivienda 2018-2021, en el que se lanzaron aproximadamente 8,504 inmuebles. Una vez finalizado, entró en vigor el Plan Nacional de Vivienda 2022-2025, dotado con un presupuesto de 1.700 millones de euros. En la actualidad, en este último solo se han construido 568 plantas. A los dos planes habría que añadir 1.244 unidades, ubicadas en Asturias y País Vasco. En total, los planes estatales han puesto en marcha 10.316 viviendas en los últimos cinco años, una media de 2.000 al año.

Plan de recuperación, transformación y resiliencia

El próximo programa en curso es el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. A la fecha se han firmado, movilizado y/o financiado 14.129 viviendas de las 20.000 previstas. Cuenta con un presupuesto de 1.000 millones de euros, con cargo al fondo europeo Next Generation, de los que las comunidades autónomas recibieron los primeros 500 millones en 2022 y tendrán otros 500 este año.

Este millardo de euros se destinó a la construcción, en colaboración público-privada, de 1.090 pisos de alquiler asequible en la Comunidad Valenciana, concediéndose una subvención de 50.000 euros por vivienda. La Comunidad de Madrid también tiene previsto desarrollar vivienda con esta fórmula y ha organizado un concurso para promocionar cerca de 2.000 nuevas viviendas de su Plan Vive.

En abril, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que este programa se incrementaría en 4.000 millones adicionales. En esta ocasión, la gran novedad es que los promotores públicos y privados podrán optar a estas ayudas, siempre que destinen los pisos en alquiler por debajo de los precios de mercado durante al menos 50 años. La patronal del sector inmobiliario ha acogido con satisfacción esta propuesta y está a la espera de conocer los detalles, que aún no han sido desvelados.

Usted sabe

La Entidad Estatal de Suelo (Sepes) es la otra herramienta del ejecutivo para impulsar la construcción de viviendas. Actualmente cuenta con 15.957 viviendas en curso, en fase de planeamiento o urbanización, las obras urbanísticas necesarias antes de finalizar el terreno y comenzar la construcción. De los aproximadamente 16.000, 10.700 corresponden al mencionado campo de operaciones, donde Sepes y el Ayuntamiento de Madrid están trabajando codo con codo en el desarrollo.

Al mismo tiempo, Pedro Sánchez anunció el pasado abril que Sepes compraría más suelo al Ministerio de Defensa, con la intención de construir 20.000 viviendas más. Sin embargo, estos terrenos aún no son propiedad de la empresa pública dependiente del Ministerio de Transportes y su puesta en marcha será más lenta que las anteriores.

sareb

La Sociedad de Gestión de Activos de Reestructuración Bancaria (Sareb) también forma parte de la panoplia de medidas de política de vivienda del gobierno, después de que el Frob tomara el control de más de la mitad de los accionistas el año pasado. En su nuevo plan estratégico, presentado por Sánchez al Senado en febrero, prevé destinar 51.000 viviendas en alquiler.

Por un lado, la Sareb destinará 14.000 viviendas a alquiler social para hogares en situación precaria. Esta obra ha sido encomendada a Servihabitat y está en marcha, aunque, por el momento, sólo se benefician de ella 2.150 familias. Además, a medio y largo plazo, el «banco malo» prevé construir entre 10.000 y 15.000 apartamentos en suelo de su propiedad, que se destinarán a alquileres asequibles (por debajo del mercado), en colaboración público-privada. Conocido como Plan Viena, este programa se encuentra en fase de diseño y verá la luz en un mínimo de tres o cuatro años.

Finalmente, el Gobierno ha anunciado que las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos dispondrán de casi 21.000 inmuebles para aumentar su oferta habitacional, aunque estos deberán ser adquiridos por la administración correspondiente. Estos activos se ubican principalmente en el arco mediterráneo, Castilla La-Mancha, Castilla y León y Galicia.

Fondo de Vivienda Social

El Fondo Social de Vivienda (FSV) es la última de las estrategias del ejecutivo. Se trata de un acuerdo firmado entre el Gobierno y algunas de las principales entidades financieras del país, como Banco Sabadell, BBVA, Bankinter, CaixaBank o Banco Santander, para ceder las viviendas que tiene asignadas a la administración.

Los beneficiarios, personas desalojadas de su vivienda habitual y que se encuentren en situación de especial vulnerabilidad social, pagan una renta mensual de entre 150 y 400 euros, sin superar nunca el 30% de los ingresos netos totales de la unidad familiar. Transportes explica que ya se han movilizado 10.411 viviendas, al 9 de mayo, pero el sitio institucional del FSV reduce la cifra, indicando que “gestionan 9.866 viviendas”.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *