La antigua sede de la Real Joyería de Madrid se convierte en el Museo Gran Vía 15, una revolución en el concepto museístico

Comment

Ultima Hora

La popular Gran Vía madrileña tiene un nuevo inquilino: Museo Gran Vía 15, un nuevo centro que nace para transformar la concepción habitual de un museo.

Desde el número 15, donde estuvo ubicada la sede de Joyería Aldao, conocidas como las “joyas de reyes”, durante más de 100 años, el Museo Gran Vía 15 está revolucionando la forma en que el arte se acerca a los ciudadanos con una apuesta por la democratización del mismo; combinando instalaciones de arte relacionadas con el arte contemporáneo con un showroom donde comprar objetos seleccionados, todos de producción nacional.

Nacho Blumen, brand manager y director creativo del Museo Gran Vía 15, explica que “la importancia de la ubicación no radica solo en la emblemática calle, sino también en la peculiaridad de su ubicación concreta en el número 15: un edificio histórico diseñado en 1917 que en nuestra tienda conservamos la belleza y la historia de la prestigiosa platería López y Fernández, actualmente Aldao, siendo una de las pocas tiendas que hasta hace poco mantuvo su ubicación de origen y cuya historia es un patrimonio a conservar”.

Así, el patrimonio histórico de los Aldao, creadores de tesoros como las tiaras reales, se ha conservado en este nuevo espacio que rompe con el concepto tradicional de museo. Y es que, otro de los atractivos de la visita será poder disfrutar del arte más vanguardista de la que fue sede de estas joyerías durante 100 años, conocidas también por abastecer a la Casa Real Española. Un conjunto patrimonial que conserva suelos y mármoles de la época, y que pone a disposición del visitante dos estancias antes inaccesibles al público: el family office y el antiguo dormitorio donde se guardaban las joyas más preciadas. Espacios que estarán dedicados a recoger la historia de la familia Aldao y también la de los diferentes artistas que pasan por el Museo Gran Vía 15.

Esta nueva propuesta comenzará con ‘Walking Live’, la primera exposición individual de Okuda San Miguel; una instalación interactiva en la que el artista contemporáneo ofrece al espectador un recorrido de 6 espacios en los que sumergirse en su obra.

“Queremos traer al número 15 de una de las calles más populares de la ciudad un espacio cultural dedicado al arte contemporáneo, en el que ofrecer una experiencia de consumo atractiva y accesible a todos los públicos, con el objetivo de enriquecer a las personas, aumentar su creatividad y ampliar la oferta cultural de Madrid», explica Nacho Blumen.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *