El déficit baja un 49% en el primer trimestre, hasta los 2.768 millones

Comment

Ultima Hora

El déficit público cerró el primer trimestre en 2.768 millones de euros, un 49,1% menos que en el mismo periodo de 2022 y equivalente al 0,2% del PIB, corrección que fue posible gracias a la buena marcha de la recaudación tributaria y los nuevos impuestos bancarios. y energía

El Ministerio de Hacienda ha publicado este miércoles los datos de ejecución presupuestaria de los tres primeros meses del año, periodo en el que el conjunto de las administraciones públicas -a excepción de las administraciones locales- incrementaron sus ingresos un 9,3%, mientras que los gastos lo hicieron un 6,8%. %

El aumento de la recaudación viene impulsado por la recaudación de impuestos, que aumenta un 6,8% en el trimestre, así como por el aumento de las cotizaciones a la seguridad social (7,4%) y las transferencias entre administraciones públicas (9,2%).

Durante los tres primeros meses del año, la Administración central logró un superávit de 858 millones de euros (0,06% del PIB), respecto al déficit del año pasado, gracias a los nuevos impuestos a la banca y a la energía -cuya primera cuota, -que equivale a la mitad del pago anual, se registró en marzo-, el nuevo impuesto al plástico y la buena marcha en la recaudación del IVA y el impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Por su parte, las comunidades autónomas registraron un déficit de 2.186 millones (0,16% del PIB), frente al superávit de 2022, comparativa que se ve afectada por la transferencia de más de 3.000 millones del Estado a las regiones el año pasado para compensar el cambio en el sistema del IVA.

Sólo tres comunidades autónomas cerraron el mes de marzo con superávit: Asturias (0,27% de su PIB), País Vasco (0,16%) y La Rioja (0,04%).

En cuanto a las cajas de seguridad social, registraron un déficit de 1.440 millones (0,1% del PIB), un 18,1% más.

Déficit estatal cae un 76,5% hasta abril

Hacienda también hizo públicos los datos de ejecución de los presupuestos del Estado hasta abril, periodo que finalizó con un déficit de 1.660 millones de euros, un 76,5 % menos que en 2022 y equivalente al 0,12 % del PIB.

Esta corrección fue posible gracias al fuerte crecimiento de los ingresos (80.851 millones, un 10,7% más), muy por encima del experimentado por los gastos (82.511 millones, un 3% más).

El aumento de la recaudación se debe, además del primer pago de los impuestos bancarios y energéticos, al nuevo impuesto a los envases de plástico no reutilizables y al incremento del 17,4% en la recaudación del impuesto de sociedades, que ha venido impulsado tanto por la subida beneficios y normas que limitan la compensación de las bases imponibles negativas de los grupos.

También contribuyeron el aumento de la recaudación del IRPF (7,5%) y del IVA (2,2%), así como el aumento de los ingresos por dividendos del Banco de España y Loterías del Estado.

En cuanto al incremento del gasto, está ligado al aumento de las transferencias entre administraciones públicas (aumentaron un 5,1%); con el aumento de los gastos de consumo intermedio (14,9%), principalmente por el costo de los procesos electorales, y la remuneración de los empleados, que aumentó un 4,8% por el aumento de los salarios.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *