Multan con 300 euros a un hombre por orinar sobre un alcornoque en Santa Cruz

Comment

Ultima Hora

El Ayuntamiento de Santa Cruz, a través de Servicios Públicos, multó con 300 euros a un hombre por orinar en un alcornoque de la calle Bethencourt Alfonso, conocida como San José, «junto a mesas repletas de comensales».

Es una de las tres últimas multas que ha firmado estos días el concejal responsable del área, Carlos Tarife, del PP. Recuerda que inspectores municipales y policías locales siguen vigilando el cumplimiento de la nueva ordenanza municipal de limpieza y recogida de residuos, que entró en vigor el pasado 18 de enero.

Las otras dos multas, de 2.001 euros cada una, se impusieron a una panadería, por haber dejado bolsas de basura fuera de los contenedores subterráneos de la calle El Pilar, y a un puesto de comida situado en la Avenida Marítima durante la celebración de los pasados ​​carnavales, por lo que » no separar los residuos en origen».

Una vez que los infractores son notificados de la sanción correspondiente, la empresa les da diez días para presentar alegaciones. Si reconoce su responsabilidad y renuncia a cualquier acción o recurso administrativo contra la sanción pecuniaria, se le aplicará una reducción porcentual del 20% en relación con el importe total. Asimismo, el pago voluntario de la multa, en cualquier momento anterior a la resolución, supondrá la finalización del procedimiento y se aplicará una segunda reducción acumulativa del 20%.

El pasado 18 de enero entró en vigor la nueva normativa municipal de recogida y limpieza de residuos de Santa Cruz de Tenerife, que sustituye a la aprobada en 2001 y que introduce nuevas prohibiciones, como la de no clasificar los residuos en origen (domicilio, industria o comercio) , fumar en las playas y balnearios de la capital, escupir en la calle, tirar pipas al suelo, tirar ropa u otros objetos por las ventanas, arrojar octavillas en los vehículos.

Asimismo, esta nueva ordenanza aumenta la cuantía de las sanciones por infracciones que ya existían, como, por ejemplo, las relativas a orinar y defecar en la vía pública, que pasan de un máximo de 90 euros a un máximo de 750 euros, o depositar la basura fuera de los contenedores municipales, que van desde los 150 hasta los 2.000 euros.

El concejal responsable del área de servicios públicos ha advertido, a través de EL DÍA, que se pondrá en marcha un operativo para controlar el cumplimiento de la nueva ordenanza sobre limpieza y recogida de residuos en Santa Cruz de Tenerife, y ha anunciado «mano dura» contra los delincuentes.

El Ayuntamiento de Chicharrero acata esta advertencia, sancionando a quien sea sorprendido infringiendo cualquiera de los muchos artículos de esta norma. En este sentido, Carlos Tarife advierte que inspectores municipales y policías locales seguirán vigilando el cumplimiento de esta nueva ordenanza municipal.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *