El C111 se convierte en un prototipo eléctrico llamado Vision One-Eleven

Comment

Ultima Hora

Reinterpretar el pasado automovilístico se ha convertido en uno de los juegos más interesantes para las empresas, con propuestas tan interesantes como el R5 eléctrico o el Peugeot e-Legend. Algunos se harán realidad, otros como el Mercedes-Benz Vision One-Eleven apenas llegarán a producción. El C111 era, en su momento, un laboratorio rodante que la firma de la estrella presentó en los años 70, con motor central y rotativo. Más de 50 años después, este deportivo con alas de gaviota y silueta aerodinámica se ha convertido en un prototipo eléctrico.

La presentación de esta resurrección tuvo lugar durante el evento de diseño “Design No.5” y sirvió para liderar una nueva era electrificada con el respeto por el pasado que merece una empresa como Mercedes-Benz. El C111 de los años 70 era un vehículo de líneas agresivas y cuadradas, muy aerodinámico y hasta con faros elevables que One-Eleven no adoptó.

$!El Mercedes-Benz Vision One-Eleven se codea con el C111 de los años 70.

El Mercedes-Benz Vision One-Eleven junto al C111 de los años 70.

El tono naranja también se usó en esta década, pero con una base sólida y menos elaborada que la del último prototipo de un color cobre como un amanecer. Mantiene, eso sí, una altura mínima de 1,17 metros.

inspirado pero diferente

El Mercedes-Benz Vision One-Eleven es un homenaje, pero mirando al futuro. Sus líneas sinuosas y curvas no tienen nada que ver, además de ser más ancho y tener unos pasos de rueda abombados pero aerodinámicos. El frontal extremadamente bajo, la «grid» interactiva con los dos círculos de píxeles LED en los laterales y las tomas de aire en el capó son los detalles que lo identifican con el C111.

$!Mercedes-Benz Vision One-Eleven

Mercedes-Benz Vision One-Eleven

$!Mercedes-Benz Vision One-Eleven

Mercedes-Benz Vision One-Eleven

$!Mercedes-Benz Vision One-Eleven: la reinvención del C111 electrificado

Desde su vista de perfil podemos ver los neumáticos del carenado, pero sobre todo la apertura de las puertas de mariposa. Una característica del primer prototipo, inspirado en el 300 SL. En cuanto a la zaga, que vuelve a reinterpretar los grupos luminosos con píxeles sobre una superficie capaz de comunicarse, el enorme difusor trasero sorprende frente al resto de faldones y el splitter lateral.

eléctrico y especial

El diseño es lo más impactante, al igual que el minimalismo de una cabina que funciona en realidad aumentada para aprovechar la conducción del vehículo (modo Race) o su función autónoma (Lounge). Sin embargo, lo realmente interesante está en la parte mecánica del Mercedes-Benz Vision One-Eleven, que utiliza un bloque eléctrico de flujo axial desarrollado por YASA.

$!AR interior del Mercedes-Benz Vision One-Eleven.

Interior trasero del Mercedes-Benz Vision One-Eleven.

$!Mercedes-Benz Vision One-Eleven: la reinvención del C111 electrificado

Esta empresa, perteneciente a Mercedes-Benz, es la encargada de la producción de los motores eléctricos Quark de Koenigsegg, asociación de la que ahora también se beneficia para los modelos estrella. Estos motores son mucho más ligeros, más pequeños y ofrecen mayor potencia que los de flujo radial, que es la tecnología utilizada en la gran mayoría de los coches eléctricos en la actualidad.

$!Mercedes-Benz Vision One-Eleven.

Mercedes-Benz Vision One-Eleven.

Como explicó Tim Woolmer, CTO de YASA: «En un motor de flujo axial, el flujo electromagnético es paralelo al eje de rotación del motor, lo cual es muy eficiente». Este tipo de motores se utilizan en propulsión aérea, en centrales térmicas o en aeromodelismo, entre otros.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *