Lesión medular, ELA, ictus… así trabaja el investigador que lo sabe todo sobre el cerebro

Comment

Ultima Hora

Antonio Oliviero, neurólogo y jefe del grupo FENNSI (Exploración funcional y neuromodulación del sistema nervioso) recibe esta revista en su consulta del Hospital de Parapléjicos de Toledo para hablar de investigación. El italiano lleva veinte años en España, como muchos en el centro público de la ciudad de La Mancha. El trabajo de un equipo de científicos suizos y franceses, publicado en la famosa revista Nature, planea la conversación, que logró un avance extraordinario: un hombre parapléjico volvió a caminar la primera conexión hombre-máquina o interfaz entrenada con inteligencia artificial.

A Oliviero no le convencen los titulares. Es más complejo que simplemente volver a caminar, dice. “La investigación te lleva adonde te llevan los resultados”, dice. Detalla el trabajo del grupo de investigadores que lidera: “Nos estamos centrando en dos grandes áreas: una, las lesiones medulares y la otra, cómo desarrollar nuevos tratamientos para las lesiones medulares o para otras patologías. se altera el funcionamiento del cerebro y utilizamos técnicas de estimulación ya sea con campos magnéticos o corrientes eléctricas, para modificar las características de una parte del cerebro y así tener un beneficio clínico”, explica.

cerebro y dolor

Los han estado usando para el tratamiento del dolor durante más de dos años. Además, han desarrollado una nueva técnica de estimulación cerebral -que tiene su origen en un descubrimiento que publicaron en 2011- y demuestra que si «utilizas imanes muy fuertes, puedes modificar el cerebro. La gran ventaja es que es un dispositivo portátil». dispositivo -se llama casco de estimulación magnética de campo estático-, económico, no requiere de mucho entrenamiento y es muy bueno para patología a largo plazo Ahora, con dolor, el paciente debe ir al hospital para recibir la estimulación y esto tiene un costo en viajes, transporte…”, indica.

Oliviero, que trabaja en estrecha colaboración con grupos de investigación nacionales e internacionales, explica que están utilizando el casco en un ensayo clínico para el tratamiento de la ELA; Además, se acaban de publicar datos sobre la rehabilitación postictus y también lo están estudiando en epilepsia. En base a estas investigaciones, preparan posibles tratamientos. Los ensayos clínicos deben completarse, pero algunos pacientes ya tienen el dispositivo en casa.

caminar de nuevo?

El sueño de cualquier lesión medular es volver a caminar. En Toledo estudian cómo cambia la corteza cerebral tras una lesión. También están colaborando para encontrar nuevos tratamientos, continúa Antonio Oliviero. Actualmente, en esta área, tienen tres ensayos clínicos en marcha y tres más en proyecto.

Están agregando un proyecto de robótica para pacientes que no pueden usar sus manos. “No reemplaza una extremidad, sino que se agrega. Por ejemplo, un brazo montado en una mesa que te ayuda a cocinar. Controlado con tu voz y una serie de sistemas de inteligencia artificial. Sería para pacientes con lesiones muy graves, como tetrapléjicos Dentro, también hay pacientes que sólo pueden usar un brazo, como los que han sufrido un ictus”, explica.

Una droga renovada

Otra línea de investigación, de la que ya ha informado EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, se refiere a un fármaco utilizado para adelgazar, que fue retirado por la Agencia Europea del Medicamento en 2008 por sus efectos adversos psiquiátricos, y con el que ahora se ha comenzado a ver un ensayo clínico. la capacidad de caminar en lesiones de la médula espinal. La dosis que usarán ahora es cuatro veces menor que la que había en el mercado en ese momento. Por lo tanto, el riesgo es mínimo, señala.

En este caso, trabajan de la mano del Instituto Guttmann-Hospital de Neurorehabilitación (Badalona, ​​Barcelona). En Toledo ya han reclutado a un tercio de los pacientes con lesiones incompletas con el objetivo de mejorar su capacidad para caminar y su resistencia, lo que implica caminar más y posiblemente mejor y, por tanto, cansarse menos. Además, ven que también puede aliviar la fatiga en la enfermedad de Parkinson y los accidentes cerebrovasculares.

La vista en Suiza

Con tanta producción científica, no queda más remedio que preguntarse qué se está haciendo en otros países. Por ejemplo, por el trabajo del mencionado equipo de científicos suizos y franceses que permitieron caminar a un parapléjico. “Lo seguimos de cerca”, dice Oliviero, que conoce a los investigadores. Se trata de estimular el tejido nervioso para obtener beneficios. En este caso son estímulos con electrodos implantables y, en Toledo, precisa, son más fuertes con estimulación no invasiva.

“Es una tecnología muy interesante, superinnovadora y que no tiene mayores complicaciones para entrar en la vida de los pacientes. Un fármaco tarda años en llegar. La idea es que cuando salga el ensayo clínico (de Suiza) habrá no hay problema en trasladarlo aquí y a otros centros. Si los resultados son tan espectaculares, habrá más centros que lo ofrezcan”, asegura. Les gustaría estar en primera línea y tienen mucha experiencia para poder hacerlo, presume Oliviero.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *