Tramuntanasaurus, el nuevo reptil descubierto en Mallorca con más de 270 millones de años

Comment

Ultima Hora

Mallorca cuenta con una nueva especie de reptil fósil: el tramuntanasaurio, una especie recién descubierta con más de 270 millones de años. Investigadores del Museu Balear de Ciències Naturals (MUCBO) y del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) han descrito la nueva especie de reptil a partir de un esqueleto fósil muy bien conservado hallado en rocas situadas en Banyalbufar.

Así, la nueva especie es un captorrínido moradisaurino, un grupo de reptiles herbívoros que sólo vivió durante el Pérmico, hace entre 299 y 251 millones de años, y que no tiene representantes en la actualidad. Dentro de este grupo, Tramuntanasaurus era una especie de tamaño mediano, de unos 50 cm de longitud de la cabeza a la cola. Los restos fósiles que permitieron describir la nueva especie se encontraron en Banyalbufar (Serra de Tramuntana, Mallorca) y se encuentran extraordinariamente bien conservados.

“El animal está casi completo, con los distintos huesos en posición anatómica, algo bastante excepcional en el registro fósil de este período”, explica Rafel Matamales, comisario del Museu Balear de Ciències Naturals (MUCBO) y primer firmante del trabajo de investigación . . que fue publicado en la revista ‘Papers in Paleontology’. Como en el resto de moradisaurinos, en la mandíbula se aprecian varias hileras de dientes. “Comprobamos que los tramuntanasaurios tenían cinco filas de dientes en los maxilares inferior y superior, lo que les permitía masticar y desmenuzar la materia vegetal de la que se alimentaban antes de ingerirla”, explica el investigador.

Clima tropical

Durante el Pérmico (hace unos 270 millones de años), Mallorca no era una isla, sino que estaba unida al supercontinente Pangea. En concreto, Mallorca estaba situada en su margen oriental, relativamente cerca del mar y en una latitud ecuatorial. “El clima también era bastante diferente al actual”, explica Josep Fortuny, del Institut Català de Paleontologia. Del mismo modo, el investigador Miquel Crusafonta afirma que “los tramuntanasaurios vivían en un clima tropical, donde las estaciones secas alternaban con estaciones muy lluviosas”.

Los ambientes registrados por las rocas pérmicas de Mallorca reflejan este clima. De hecho, los restos del tramuntanasaurio fueron encontrados precisamente en lo que debió ser un estanque temporal que pudo haber servido como abrevadero durante las estaciones más secas y atraía a la fauna del entorno. “Esto explica la concentración de esqueletos y huellas encontradas en esta área”, dice Eudald Mujal, investigador del Museo de Historia Natural de Stuttgart, quien también participó en la investigación.

Toda esta riqueza faunística y florística habría desaparecido hace unos 250 millones de años, cuando “la intensa actividad volcánica modificó el clima global del planeta en un período geológicamente corto y provocó la extinción de más del 90% de las especies marinas y el 70% de las vertebrados terrestres”, explica Àngel Galobart, director del Museu de la Conca Dellà y coautor del estudio.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *