Orange y MásMóvil ven «positivo» que Bruselas retire objeciones sobre el mercado mayorista en su fusión

Comment

Ultima Hora

Orange y MásMóvil han valorado positivamente que la Comisión Europea -que está evaluando la propuesta de fusión de las dos compañías- haya retirado sus consideraciones sobre el impacto que podría tener esta operación en el mercado mayorista, es decir, el respeto de un operador ofreciendo sus redes a otros.

En este sentido, la valoración de la Comisión Europea se centró en dos elementos fundamentales, los mercados mayorista y minorista, aunque sólo planteó sus consideraciones sobre el primer elemento.

Así, Bruselas indicó este martes que ve problemas de competencia en la anunciada fusión entre Orange y MásMóvil porque teme que se reduzca el número de operadores de red en los mercados minoristas españoles de telecomunicaciones móviles y servicios de internet y que eso se traduzca en «grandes aumentos de precios» para los clientes finales.

“La publicación del pliego de cargos es un paso estándar del procedimiento en el que no se prejuzga el resultado de la investigación y da a las partes la oportunidad de responder formalmente a las inquietudes de la Comisión”, señalaron. MasMóvil.

“Seguimos confiando en el resultado del proceso y seguiremos trabajando para trasladar a la Comisión Europea los beneficios de la operación para consumidores y empresas, tanto en términos de mayores opciones para los clientes en servicios innovadores, como de incremento y aceleración de inversiones en 5G y fibra en España en un contexto de reducción de inversiones en los últimos años y el consiguiente retraso en el despliegue del 5G respecto a la agenda digital de la Unión Europea”, añaden.

Bruselas anunció el pasado mes de abril el inicio de una investigación en profundidad para determinar si la operación, que creará un nuevo cliente de referencia en España, podría poner en peligro la competencia en la oferta de paquetes de servicios múltiples y el servicio de banda ancha del comercio minorista móvil y fijo.

En su análisis preliminar, el Ejecutivo comunitario concluyó que el negocio propuesto “puede reducir la competencia en la oferta minorista de servicios de telecomunicaciones móviles e Internet fijo, así como de paquetes de servicios múltiples en España”. La Comisión teme, por ejemplo, que al reducir el número de operadores también se elimine «una importante presión competitiva y un competidor innovador en los mercados minoristas españoles».

El pliego de cargos comunicado este martes por el ejecutivo comunitario explica su temor a que la concentración se traduzca en «incrementos de precios significativos para los clientes minoristas afectados en todo el mercado español».

“Los efectos anticompetitivos previstos son sustanciales, incluso teniendo en cuenta los posibles ahorros de costes, en un contexto donde la competencia ha sido un motor de inversión y calidad de los servicios en el mercado español”, señaló la Comisión Europea en un comunicado.

Bruselas recuerda que Orange y MásMóvil son el segundo y cuarto proveedor de servicios minoristas de Internet móvil y fijo de España, un mercado en el que operan cuatro grandes proveedores de redes móviles -con Telefónica y Vodafone además de Orange y MásMóvil-, pero también hay varios operadores de redes virtuales fijas y móviles que utilizan la infraestructura de los operadores de red para ofrecer sus servicios.

La operación fue notificada al Ejecutivo comunitario el pasado 13 de febrero y, tras abrirse la investigación en abril y notificarse el acta, ahora se abre un plazo hasta el 4 de septiembre para que Servicios a la Comunidad tome una decisión definitiva.

En este sentido, las empresas tienen 10 días hábiles a partir de mañana para responder a la Comisión Europea con sus objeciones a esta operación.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *