Cumbre UE-CELAC | Los líderes de la Unión Europea y América Latina chocan por Ucrania

Comment

Ultima Hora

La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y de los países de América Latina y el Caribe (CELAC), que se realiza este lunes y martes en Bruselas, estaba llamada a ser la cumbre del “encuentro” entre dos viejos amigos Hace ocho años que no se ven las caras. Pero además de las buenas palabras sobre cómo revitalizar la relación y la promesa de una lluvia de 45.000 millones de euros en inversiones durante los próximos cuatro años, en la primera jornada también hubo espacio para culpar a la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania. “El uso de sanciones y bloqueos sin el apoyo del derecho internacional solo sirve para penalizar a los sectores más vulnerables de la población”, dijo el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en la primera sesión plenaria en referencia a la estrategia ideada por los países occidentales contra Moscú. .

Algunos líderes europeos aspiran a incluir en la declaración final de la cumbre, que finaliza el martes, una condena explícita a la agresión rusa, en los «términos más enérgicos posibles». Los países latinoamericanos, sin embargo, dejaron claro que hablar de Ucrania en esta simbólica ocasión, tras ocho años de desinterés y apatía europea, no estaba en sus planes y que, si aceptaban una referencia, el lenguaje sería mucho más dulce. «Habrá una referencia aunque la fórmula aún no está completa», explican fuentes diplomáticas que subrayan que esperan que el lenguaje que salga de la cumbre sea coherente con el utilizado por Naciones Unidas.

“Mientras hablamos, un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU está atacando a un país vecino. La guerra ilegal de Rusia contra Ucrania es una tragedia para Ucrania y para el mundo, con consecuencias devastadoras para la seguridad alimentaria, los precios de la energía y la economía global”, recordó el primer ministro europeo, Charles Michel, al subrayar que la guerra de Vladimir Putin “viola manifiestamente” los principios fundamentales. principios de la Carta de las Naciones Unidas. Michel y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reconocieron que la gran mayoría de los miembros de la ONU habían respaldado las múltiples resoluciones condenatorias, pero para algunos líderes europeos, los llamados a cesar las hostilidades son poco conocidos.

cese de hostilidades

Es el caso del letón Krisjanis Karins, quien fustigó a sus socios latinoamericanos por haber llamado al cese de hostilidades. “Una cosa es decir que tenemos que tener paz y todos tienen que deponer las armas. Pero deponer las armas significa dos cosas diferentes. Si Rusia depusiera las armas, habría paz. Si Ucrania depusiera las armas, no habría más Ucrania”, recordó, insistiendo en que lo que está pasando en Europa del Este es una guerra de colonización.

«Soy consciente de que los Estados miembros de la UE pueden tener una preocupación comprensible por la situación en Ucrania», dijo en tono comprensivo el primer ministro de San Vicente y las Granadinas y actual presidente de la CELAC, Ralph Gonsalves, «pero esta cumbre no debe convertirse en otro campo de batalla inútil para discursos sobre este tema que debe ser abordado en otros foros más relevantes”, añadió, criticando “el énfasis desproporcionado” de la UE en Ucrania a pesar de que no es el “único teatro de guerra”, reclamando “madurez diplomática” y llamando a «el fin de las hostilidades y una paz negociada».

Las mismas palabras que utilizó el brasileño Lula da Silva, quien arremetió contra el «uso de la fuerza como medio de solución de controversias» o su homóloga hondureña, Xiomara Castro. “No podemos vivir con la pesadilla de que el infierno puede desatarse sobre todos nosotros en cualquier momento. Se envían billones de dólares en armas para la guerra (en Ucrania), pero no somos capaces de construir el desarrollo integral de la humanidad con las metas de desarrollo sostenible propuestas por Naciones Unidas”, un villano castrista.

45.000 millones hasta 2027

Von der Leyen anuncia 45.000 millones de euros de inversiones en América Latina y el Caribe hasta 2027

De la cumbre también surgió un pedido de los países latinoamericanos para construir una relación más equilibrada, que no esté sujeta a los caprichos de la bipolaridad entre Estados Unidos y China, y una promesa del presidente de la Comisión de invertir 45.000 millones en América y el Caribe hasta 2027 en proyectos de alta calidad a través del programa Global Gateway. “A diferencia de otros inversionistas extranjeros, no solo nos interesa invertir en la extracción de materias primas, queremos asociarnos con ustedes, construir capacidades de procesamiento para fabricar baterías y productos finales como vehículos eléctricos”, explicó el presidente del ejecutivo comunitario. en un foro empresarial anterior.

El alemán ha explicado que ya hay 135 proyectos en marcha, «desde hidrógeno limpio hasta materias primas críticas, desde la ampliación de la red de cables de datos de alto rendimiento hasta la producción de las vacunas mRNA más avanzadas», y que en conjunto a lo que aspira Europa en esta relación, con una oferta “diferente y significativa”, es buscar “colaboradores confiables, con principios comunes, valores comunes, que sean confiables a corto y largo plazo”.

Pacto con Mercosur

Un planteamiento compartido al cien por cien por Sánchez, que subrayó la importancia de la nueva agenda de proyectos estratégicos. El presidente del Gobierno recordó que, de los 45.000 millones, España movilizará 9.400 millones y llamó al sector privado a movilizarse. En cuanto al futuro de los acuerdos comerciales, Sánchez aseguró que los de la UE con Chile y México están prácticamente finalizados y espera concluir el acuerdo con los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay), cerrado en junio de 2019, pero aún así sin ratificar y en espera de un anexo con compromisos ambientales y climáticos, antes de fin de año.

Según el presidente español, «tras más de veinte años de negociaciones», hay «una ventana de oportunidad para ratificarlo en la segunda mitad de 2023». «Nuestra ambición es resolver las diferencias restantes lo antes posible para que podamos concluir este acuerdo. Queremos ser un socio que llegue a un acuerdo mutuamente beneficioso con ustedes», explicó Von der Leyen tras reunirse con Lula da Silva, quien ha expresado interés en llegar a un «acuerdo equilibrado» basado en la «confianza mutua» y la «no amenazas». .

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *